Análisis

[Analisis] Assassin´s Creed: La Hermandad

Bueno, pues ya he terminado Assassin´s Creed: La hermandad, el nuevo juego de Ubisoft sobre su particular visión de la guerra entre Templarios y Asesinos, aunque decir terminado es algo muy atrevido por mi parte, ya que solamente he completado el 50% del juego, y aún así le he dedicado 20 horas de juego sin contar el modo online, que apenas lo he catado, y es que este juego es algo muy grande… y muy bueno también

¿Quereis saber que podemos encontrar en esta entrega de la que para mí es la mejor saga de la actual generación hasta el momento?, pues seguid leyendo….

¿Assassin´s Creed: Episodes from Rome?, esas fueron las primeras dudas que se nos plantearon a los seguidores de la saga cuando Ubisoft anunció que sacaría una nueva entrega de su serie más famosa en estos momentos. ¿Sería una mera expansión con las cosas que no quisieron incluir en la segunda entrega?.
Ahora, después de haberlo jugado, puedo deciros que el juego merece mucho la pena, y que se ha ganado un sitio entre el resto de entregas como una más; única y auténtica que nos dará como mínimo quince horas de juego para un modo historia con bastante contenido, aunque algo menos que los anteriores. No en vano, esta vez continuaremos con la historia de un personaje ya conocido, cuya historia principal de evolución y venganza ya vivimos en AC2.

Lo primero es analizar las diferencias entre esta entrega y la anterior, donde destaca la posibilidad de controlar a Desmond (el protagonista menos utilizado en la historia de los videouegos) por los escenarios y no solo para pasear. Si ya en AC2 tuvimos un pequeño avance de lo que podríamos hacer con las habilidades aprendidas mediante el Animus (recordemos que los recuerdos revividos no solo sirven para encontrar ciertos artefactos, sino para formarnos como asesinos), ahora tendremos que usar esas habilidades para alcanzar nuestros objetivos, muy al estilo de Altair y Ezio.
De hecho podremos salir del Animus en cualquier momento para investigar o pasear, charlar, mirar mails e incluso más, pero mejor que lo descubráis por vosotros mismos.

COMBATE

Hablando del combate, creo que ya iba siendo hora de que se evolucionara en una buena dirección ya que, aunque no era mal planteamiento, resultaba poco dinámico y a veces podía llegar a aburrir. Lo cierto es que en la segunda entrega ya se consiguió avanzar mucho gracias a todas las habilidades que aprendíamos en la arena de Montegrinioni, pero ahora ya no solo tenemos que esperar a que nos ataquen, ahora podemos tomar la iniciativa y repartir mandobles a diestro y siniestro. De hecho los combos que podemos llegar a conectar son espectaculares, conectanto ejecución tras ejecución sin tiempos muertos que se intercalen, y esas ejecuciones son además espectaculares.
El único problema que veo es que ahora somos invencibles, con poco que conozcas/controles la mecánica del combate (en mi caso ya estoy más que habituado) podrás enlazar más de veinte muertes seguidas sin sufrir ni un solo rasguño, y eso elimina casi completamente la sensación de reto para los enfrentamientos, aunque en cierto modo es lógico, ya que Ezio ya no es ningún novato en esto de matar…
Seguimos teniendo todas las habilidades que aprendimos en la anterior entrega como arrojar arena, robar el arma, contraataque, etc, pudiendo practicar todo ello en un muy logrado modo similar a las VR Missions de los Metal Gear (Saga homenajeada por Ubisoft en esta misma).

INTERACCION CON EL ESCENARIO

En la segunda entrega se introdujo un elemento jugable más a la saga, ese elemento era nuestra villa, un refugio que teníamos que hacer evolucionar poco a poco con la ayuda de una maqueta a escala y un arquitecto. Esa fue para mí una de las mayores alegrías de dicha entrega que, unido al coleccionismo de armas, cuadros, objetos y la búsqueda en las tumbas de asesinos hicieron de un título de acción algo mítico.
Pues bien, en esta entrega aún vamos un poco más lejos, y ahora tendremos que reconstruir Roma, una ciudad castigada por los años en la que subyace su magnificencia de siglos de historia y una belleza única. Esa reconstrucción será progresiva, y tendremos que afrontarla una vez que eliminemos la influencia de los Borjia de la zona en la que se encuentren. Precisamente esas torres son otro elemento de interacción que eleva el nivel de las atalayas, dándoles una mayor importancia a la que ya tenían, puesto que ahora es imprescindible desbloquearlas para acceder a los edificios de esas zonas, cuando antes solamente desbloqueábamos la visualización del mapa.
La ciudad de Roma es, de hecho, la ciudad más grande que nos hayamos encontrado y se hace necesario el uso de los caballos como medio de transporte incluso por el interior de la ciudad, aunque siempre es más divertido ir por los tejados.

MODO ONLINE

Este es precisamente el punto fuerte y valor añadido de esta entrega, y es que la inclusión del modo online tan demandada por un sector de los aficionados a esta saga ha sido escuchada y bien ejecutada. Nada más conectarnos al online accedemos a una sala enorme en la que Vidic (el médico que conocimos en la primera entrega) nos dará la bienvenida al adiestramiento mediante Animus mediante nuestra conexión a los recuerdos de nuestros antepasados templarios con un gran discurso.

Por mi parte es algo que no echaba de menos, y a lo que tampoco dedico muchas horas, prefiero el modo offline, pero admito que han tenido éxito con ello. Hay varios modos de juego en red, pero el mejor valorado y más utilizado por los usuarios es el de cacería humana, que consiste en participar en una competición entre dos equipos haciendo las veces de cazador y de presa, y puntuando en ambas para conseguir el mejor puesto al final del reto. Puntúa tanto la caza como la ocultación, y podemos sorprender a los cazadores incluso siendo presa, todo ello en un tiempo límite.

Podremos ir subiendo de nivel con esos puntos obtenidos, llegando como máximo al 50, pero consiguiendo ropas y objetos que mejorarán nuestras estadísticas y nos darán cierta ventaja frente a nuestros rivales, aunque al acceder a las partidas podremos elegir coincidir sólo con gente de nuestro nivel para evitar agravios comparativos.

MODO HISTORIA

Esta sección puede contener spoilers del juego

En cuanto al tradicional modo historia, volveremos a ponernos en la piel de Desmond mientras huye de los templarios junto con sus aliados, hasta llegar a un lugar que consideran seguro y desde el que volverán a acceder mediante el Animus a los recuerdos que este tiene sobre Ezio, pero esta vez ya como maestro asesino y con un objetivo claro; eliminar la influencia de los Borjia en la Ciudad de Roma, ya que la han corrompido hasta el límite, llevándola al nivel de decadencia en que la encontramos.
El inicio del juego es uno de los más épicos que podamos imaginar, después de nuestras aventuras por Venecia y Florencia, pondremos rumbo a nuestra villa en Monterigionni y veremos unas secuencias de la vida cotidiana de Ezio con sus seres queridos hasta que de pronto sufrimos el ataque de los Borjia con Cesar a la cabeza, que culmina con la villa semi-destruida, muchas bajas y Ezio malherido. Tras ello, nos encontramos en Roma con nuestros viejos aliados Zorro, Maquiavelo, Leonardo y compañía, quienes nos ayudarán a llevar a cabo nuestra venganza encomendándonos diversas misiones como las de recuperar las máquinas de guerra fabricadas por Da Vinci, unas fases que nos harán desconectar por unos minutos de la mecánica habitual del juego para controlar esas máquinas tan singulares.
Como ya he dicho antes, tendremos que ir avanzando en la trama liberando las distintas zonas de la influencia de los Borjia a través de la destrucción de sus torres, y luego deberemos reconstruir los edificios derruidos, aunque podemos avanzar en la trama sin necesidad de reconstruir nada. La familia Borjia tiene sometida a toda Roma a través de varios súbditos que hacen las veces de brazo ejecutor a su antojo, y serán ellos quienes sufran finalmente nuestra ira contenida. Una trama bien elaborada, aunque menos atrayente que la de AC2, la cual me pareció genial y que tenía un ritmo narrativo insuperable, aunque cumple suficientemente con su propósito y también nos hará vivir momentos únicos.
En la historia se puede avanzar de dos maneras diferentes, a saco, sin miramientos ni infiltración salvo excepciones, o intentando alcanzar la sincronización al 100%, lo que nos obliga a cumplir una serie de condiciones que nos obligarán a ir con más cuidado y eligiendo la mejor ruta. Gracias a esto, los jugadores podrán adaptar el desarrollo del juego a su propio estilo, con lo que consigue convencer a un espectro muy amplio de usuarios.

LOS ASESINOS DE LA HERMANDAD

En nuestra cruzada contra los Borjia tendremos la posibilidad de gestionar un ejército de asesinos a los que tendremos que guiar sus pasos desde su estatus inicial de aprendices, hasta su transformación en asesinos del más alto rango, todo ello a base de enviarles a misiones (sobre las que no tendremos la posibilidad de interactuar de ningún modo) que les otorgarán puntos de experiencia y compensaciones económicas.
Una vez que reclutemos suficientes asesinos, podremos usarlos como un arma más de nuestro arsenal, enviándoles a eliminar a nuestros objetivos para así no tener que hacerlo nosotros y evitar ser descubiertos, cosa que nos será muy útil en ciertas fases del juego e imprescindible hacia el final del mismo, así que os aconsejo que trabajéis en ello, porque no en vano este juego lleva la coletilla de “la hermandad”.
Esas misiones llevarán a nuestros acólitos por toda Europa a cumplir misiones que consoliden nuestra influencia internacional y debilite la del Papa Rodrigo Borgia; Florencia, París, Londres, Moscú y un largo etcétera de ciudades y misiones por las que repartir nuestras tropas. Nos quedaremos con las ganas de acompañarles en algunas de ellas, porque las premisas son realmente interesantes, pero por desgracia no es posible.
Para ser un primer acercamiento a esta mecánica de juego no está mal planteado, y funciona bien, aunque podrían mejorarlo en ciertos aspectos como que los asesinos nos acompañen y no solo acudan a ejecutar a los objetivos que les vayamos indicando, pero ya habrá tiempo de pulirlo.

GRAFICOS

Esta saga siempre ha destacado por una calidad gráfica superior a la media, sobre todo en cuanto al modelado y construcción de las ciudades, pero tampoco anda cojo en cuanto a los personajes. La ciudad de Roma se ve espectacular con todos sus edificios recreados al detalle, y siendo muchos de ellos accesibles hacia su interior, donde tampoco defrauda.
Las ropas de los personajes, así como sus armas, están muy bien detalladas y realizadas, con efecto metal y tela en según cuales corresponda y, al igual que en los anteriores, han hecho un profundo estudio de la época en que se desarrolla para que nada desentone sobre el escenario.

En general, los detalles como iluminación y los efecos de luz están muy logrados, superando a las anteriores entregas, como era de esperar, aunque tampoco es una diferencia muy notable. El cielo fotorrealista y los ciclos de dia/noche de los que hace gala, hacen de este juego una experiencia muy interesante.
Por el resto de apartados, realmente no encontraremos nada diferente a lo visto en las anteriores entregas, pero eso no es malo de ninguna manera, ya que su nivel sigue superando la media de la generación.

EXTRAS

Vuelven los glifos del sujeto 16 (esencial si quieres conocer “la verdad” e imprescindible para entender mejor la trama de Desmond) a repartirse por el escenario en edificios singulares y proponiendo puzles de cierta dificultad en algunos casos, los estandartes, las plumas, y otros tantos añadidos que aumentaran el tiempo de juego hasta llegar a superar las 30 horas reales con holgura, y realmente merece la pena completarlo, porque desbloquearemos detalles que de otro modo nos perderíamos, detalles que en algunos casos desvelan una parte de la historia de Ezio y en otras como las “nuevas tumbas de asesinos” nos recompensaran con objetos increíbles. Estas “tumbas” han perdido en belleza, pero han ganado en variedad, no limitándose a simples fases de plataformeo, sino mezclándolas con otras de combate.
Tendremos también los retos de los distintos gremios, la búsqueda de tesoros, las búsquedas para tiendas, las misiones de Leonardo y un largo etcétera realmente interesante para todo fan de la saga.
En conclusión, no nos aburriremos nunca y el juego invita a completar el 100% sin forzar, toda la gama de misiones existentes le otorgan de una variedad muy pocas veces vista.

CONCLUSIÓN

  • Su evolución en todos los aspectos jugables, destacando el combate.
  • Ezio en sí mismo, un personaje con muchísimo carisma y personalidad.
  • La Hermandad, que recuerda mucho a GTA: San Andreas y su gestión de la banda.

  • El núcleo de la historia ya se contó en AC2 y en esta entrega no sorprende.
  • El combate ha evolucionado tanto que la IA se ha visto superada por mucho y no supone un reto.
  • Después de ver los caballos de Red Dead Redemption (los mejor modelados y animados que he visto nunca) los  de AC: H no llegan al nivel, por mucho.
Imagen de previsualización de YouTube

«Nada es verdad, todo está permitido»

Sobre el autor

pulpofriwrdp1a

  • Pingback: Tweets that mention [Analisis] Assassin´s Creed: La Hermandad | pulpofrito.com -- Topsy.com()

  • Yuluga

    Ami el online de este juego ya me consume, es que se han pasado con los trofeos de este… Y creo que son de los mas difíciles para sacarlos todos… Cuando un online se ha creado de manera simple, aunque original, no puedes exigir que suban al nivel maximo o el trofeo del «empleado del mes». Yo ando ya quemado.

  • Buen análisis pulpito!!

    Tengo mucho muchísimas ganas de jugarlo, pero hasta reyes nada xD

    Los anteriores AC me encantaron (para mi la mejor nueva IP de la generación) y la beta del online de la hermandad también me encantó :mrgreen:

  • John

    Juegazo el cual recomiendo y mas con la edición edición Alhambra la cual trae todos los extras a un buen precio.

    • Siempre es más inteligente esperar, pero es q con AC me puede el hype XD