Análisis

[Análisis] New Little King Story

El rey ha vuelto. Y con ello no me refiero a la puta frasecita desgastada para hablar de los soporíferos juegos de futbol con los que nos castigan cada año siendo casi iguales… tampoco me refiero a Duke Nukem, sino a un joven Rey destronado conocido hasta ahora solo por los usuarios de Nintendo Wii.

El rey ha vuelto, aunque ha cambiado “de chaqueta” para la ocasión y, como es muy coqueto, ha utilizado un “nuevo maquillaje” para ir más conjuntado.
El rey es el joven Corobo, su chaqueta anterior era Wii y la actual es PSVita y, como ya imaginaréis, el maquillaje es el estilo gráfico que utiliza.

Después de algunos retrasos y bailes de fechas (ya que en principio se esperaba a mediados/finales de verano), Konami nos trae una re-imaginación del título original. Tendréis que perdonarme si no soy capaz de haceros más que 3 o 4 paralelismos de los que me he informado, ya que yo no he jugado a la versión de Wii.

Al ataqueeeer!

Al ataqueeeer!

Alguien ha asaltado nuestro castillo y aprovechando la situación, secuestrando a las  princesas; como si de un cuento Disney se tratara, además de raptarlas, nos destierran dejándonos a duras penas escapar. Nuestra misión será reconstruir el reino desde 0 en otra zona y conseguir suficiente potencia militar como para poder rescatar a las princesas.

Si con mi vida o con mi muerte puedo protegerte, lo haré. Cuenta con mi espada

Así juraba lealtad Aragorn a Frodo Bolsón en la comunidad del anillo…aquí también serán nuestros súbditos quienes nos protejan….siempre que nos encarguemos de que no sean unos holgazanes y les procuremos un oficio.
La base y mecánica del juego se centra en controlar a Corobo y, junto a el, a las gentes del pueblo formando más piña que los habitantes de Fuenteovejuna (Todos a una!), y que tendrán diferente utilidad según los oficios que les hagamos aprender en nuestro nuevo (y siempre en expansión) reino.

Así, conseguiremos personajes tan variopintos como excavadores, soldados, mineros, tesoreros, cazadores…y que iremos rotando en la formación para lanzar al personaje adecuado al sitio adecuado (por ejemplo, lanzar excavadores a un hoyo o al carpintero a un puente).

Entre esto y matar enemigos iremos consiguiendo experiencia y dinero que nos servirán para ir haciendo crecer nuestro reino con nuevos tipos de edificios que, a su vez, servirán para desbloquear nuevos tipos de oficios.

Al sentarnos en el trono real, podremos acceder al menú de mejoras territoriales que podamos hacer en según que zonas, así como también conseguir nuevas habilidades de formación o incrementar el número de acompañantes.

Mas amigos que con los Donettes

Como decía, las misiones en las que nos embarcamos durante la partida harán que el número de ciudadanos que llevemos junto a nosotros tenga que se mayor cada vez…y aquí llegará el, en mi opinión, primer (de 2) gran problema del juego : las ralentizaciones.

No es que sea una cosa hyper burra, pero cuando llevamos ya un séquito bastante grandecito (a partir de los 15, más o menos), el juego comienza a ir un poco lento y ralentizado. Como digo, no de una forma exagerada, pero con lo grandes que son los mapas, a veces esto hará que notemos mucho lo lentos que van los personajes. 

La imagen es chorizá de por ahí, el juego está en castellano

El otro problema que tiene el juego también vendrá dado por el gran volumen de personajes que nos acompañen.
En mi opinión tendrían que haber hecho algo similar al Army corps of Hell y dar un tipo de comando para lanzar cada tipo de personaje. Aquí, en cambio, se van agrupando y apiñando y tienes que ir pulsando un botón (si no recuerdo mal el cuadrado) para ir rotando los personajes que están al frente. En las zonas más jodidas del juego es donde notaremos esto. (aunque también hay que decir que el juego en si no es muy difícil, con lo que se puede soportar.

Su majestad al servicio del pueblo

Corobo es como una Belen Esteban para el pueblo (no, no está demacrado ni abusa de los polvitos mágicos), todo el mundo le admira y le dice campechano, humilde y esas cosas (aunque a veces te dejan unas perlas de mensajes en el buzón xD).

Por eso, tan pronto como coloquemos un buzón de sugerencias en el pueblo (cosa que tendremos que hacer por huevos), los despreocupados habitantes de nuestro reino comenzarán a enviarnos cartas y, entre ellas, también nos darán misiones secundarias, que alargarán la vida del juego y a veces serán muy necesarias para poder tener un grupo con niveles dignos (amén de servirnos para recolectar dinero y materiales).

Todo el conjunto nos viene presentado con un estilo gráfico menos “redondeado” que lo que vimos en Wii y con un efecto de resplandor algo extraño; nos encontramos con un juego que ocupa aproximadamente 680 megas en nuestra Memory Card y que, pese a contar solo con el modo de juego principal, nos asegurará un buen porrón de horas de vicio.

Imagen de previsualización de YouTube

Clásicos con denominación de origen

La banda sonora de New Little King Story aúna en su interior un buen número de composiciones de música clásica, así como también temas propios compuestos para la ocasión. Dudo que la BSO deje indiferente a nadie…es muy agradable de escuchar.

El juego viene traducido al castellano y, por suerte, han desestimado esa traducción chiquitistaní que parece que tenía la versión de Wii. Aquí habrá sitio para el humor, pero no para los ranciofacts (quien no sepa que son los ranciofacts que investigue las publicaciones de  Pedro Vera en El Jueves)  de imitar a Chiquito de la Calzada.

Eso si, podéis estar tranquilos : personajes como Aznarín o Tintorro seguirán estando en el juego :P

Conclusiones

New Little King Story es un juego que, pese a tener alguna carencia en el apartado técnico, cumple con creces en los estándares que podemos(y debemos) reclamar en una PS Vita. No solo es endiabladamente divertido de jugar, sino que nos sacará más de una risa con las gentes del pueblo; Además su larga duración y la escasez de catálogo en estos meses hacen que sea un firme candidato para darle alegría a nuestras consolas portátiles. En mi opinión, un juego muy recomendable.

-Un juego fresco y divertido dentro del escaso catálogo de PS Vita
-Que no tenga la traducción chiquitistaní.
-El nuevo estilo gráfico le sienta muy bien

-Las ralentizaciones.
-Un modo online estilo a los antiguos Warcraft le hubiera sentado de miedo.

 

Sobre el autor

tako-kun

Fundador de este cacharro.
Jugón desde bien pequeñito con mi flamante MSX2 ya apuntaba maneras.
Amante del rol japonés, los juegos de acción (que no los de tiritos), adorador del retro y de lo actual por igual. Antagonista de esas aberraciones de 4 palitos que, en general, dicen ser juegazos indies.

  • Brutal análisis!!!! me encanto el de Wii, con la única pega del doblaje “Chiquitistani” y si en este se eliminó… sobran comentarios, me voy ahora mismo a comprarlo a la tienda!!!