Especiales Noticias

[Especial] 20 años de Playstation (I)

Pese a que directamente ningún pulpo os dirá que la marca de Sony es la que más ha calado en su mundo jueguil, es indiscutible que todas las máquinas de la compañía nos han regalado casi infinitas horas de vicio desde que Nintendo comenzó a cambiar su rumbo con la muerte de Super Nintendo y la debacle de las consolas domésticas de SEGA.
Así, aprovechando el marco del 20 aniversario de la consola, nos encontramos con una inmejorable excusa para darle un repaso a las máquinas de Sony centrándonos en el amplio y estupendo catálogo que han tenido/tienen…y empezaremos por la pequeña grisecita que marcó el inicio de la leyenda : Playstation.
Aprovecho para recordaros que EN NINGÚN MOMENTO nos referiremos a ella como PSX, pues la PSX fue un modelo de Playstation 2 con disco duro más enfocado a temas de televisión…nada que ver con abreviaturas de Playstation1 o de PSOne.

@Tako-kun

Mi relación con Playstation significó a su vez mi divorcio de Nintendo. Adolescente sin ingresos fijos se deja un pastizal en una Nintendo 64 que no era capaz de darle un juego en 2D decente…mientras que mis colegas le daban al Street Fighter Alpha, no era justo!

Por suerte, al poco tiempo conseguí comprar una (y a día de hoy me avergüenza reconocer que la pillé con el chip integradito ya de serie) y, gracias a mi flamante grabadora de CDs a 2x, pude sangrar los videoclubs a lo bestia.

Siempre he sido muy de juegos de lucha y de rol japos, así que aunque ha habido muchos títulos que me han llenado (como Metal Gear Solid o Tombi!, por ejemplo), será con estos con los que me quede, comenzando con mi favorito, salido directamente del horno de Square durante la época de super Nintendo.

Chrono Cross
El 15 de Agosto del 2000 llegó la declaración de amor de Masato Kato y Yasunori Mitsuda a los fans del RPG japonés, aunque fue algo antes la primera toma de contacto, ya que Legend of Mana incluía una pequeña demo.
Chrono Cross contaba con una genial y compleja historia, acompañada de unos estupendos gráficos, unas maravillosas melodías (Time’s Scar es de lo mejor que he escuchado en videojuegos) y un sistema de combate con muchas ideas interesantes en el que destacaba la “marca de la casa” : los ataques combinados. Pese a no ser tan amplio en cuanto a personajes como la saga de Konami (Suikoden), Chrono Cross contaba con más de 40 personajes jugables, aunque para conseguirlos a todos necesitábamos al menos darle 3 vueltas al juego…suerte que al acabar nos regalaban un item para recuperar los personajes que ya teníamos!!

Se llevó algunos palos por no tener diseños de Akira Toriyama como su predecesor Chrono Trigger…pero chic@, para mi los diseños de Nobuteru Yuuki (La visión de Escaflowne) barrían a los de Toriyama en absolutamente todo.
En fín, un señor juegazo que, para un servidor, significó el máximo exponente de amor que se puede sentir hacia una consola.

Imagen de previsualización de YouTube

.
Xenogears

Sin embargo, todavía quedaban muchísimos RPGs de tal calibre que, a día de hoy, todavía nadie ha superado : Star Ocean 2, Valkyrie Profile, Legend of Dragoon….o el increíble Xenogears.
Contando de nuevo con la banda sonora a cargo de Yasunori Mitsuda y con una estupenda historia escrita por Tetsuya Takahashi y mi querido Masato Kato, en la que la censura yanki metió la mano más de lo deseado, ya que nadie podía meterse con la “santa casa de Dios”.
Esta vez nos proponían un RPG con un sistema de combate muy basado en los combos en el que podíamos tener también batallas montados en nuestros increíbles mechas (robotos, no que los protas tengan el pelo de colorines!). Recuerdo lo mucho que me chocó ver los sprites de los personajes en 2d mezclados con los entornos 3d.

Un juegazo de los que ya no se hacen que superaba las 100 horas si querías darle cera de la buena. La gente que desertó de Square preparó después una “revisión” de la historia (ya que los derechos seguían siendo de Square) a la que llamaron Xenosaga en Playstation2 , aunque actualmente el equipo  forman parte de las first parties de Nintendo desarrollando Xenoblade Chronicles para Wii y Xenoblade Chronicles X para WiiU.

Imagen de previsualización de YouTube

.
Rival Schools: United by Fate

Fueron muchos los juegos de lucha que aparecieron en Playstation (y si contamos los japos que ni olimos por occidente, muchísimos más…), pero hubo uno que me enamoró por encima del resto, Rival Schools: United by Fate/ Shiritsu Justice Gakuen: Legion of Heroes.

Fue a mediados del 98 cuando este, hasta el momento, “hater” de los juegos de lucha en 3d que tanto afloraban se quitó el sombrero, se sacó la chorra y le hizo una reverencia a los señores de Capcom.
Y es que este Rival Schools, que ya en su día contaba con 2 discos lo tenía todo: una estupenda jugabilidad basada en los títulos 2d, counters, cancels, specials, supers, ATAQUES COMBINADOS!…cada combate podía convertirse en un locurón espectacular en el que combinar todo lo dicho con juggles, aerials y un largo etcetera.
Por si fuera poco la historia de peleas de instituto estaba genialmente narrada, la intro era y sigue siendo la polla en patinete y los 2 vídeos del Ending game (para el arcade) en anime son estupendos. Y a todo esto, aunque ahora tengamos juegos con 12 personajes, en Rival Schools ya contábamos con la nada despreciable cifra de 16 luchadores divididos en equipos “temáticos” de 3(que se fueron ampliando en las 2 entregas siguientes). Así encontrábamos los normales de clase, los macarras, los deportistas, los pijos…
En fin, me dan ganas de poner la Dreamcast para darle infinito vício a la última entrega aparecida : Project Justice….si no se os pone dura con esta intro, no tenéis perdón de Dios.

Imagen de previsualización de YouTube

@Zer0sith

Si para mi Super Nintendo fue la que me lanzó hasta un mundo de enfermedad y me abrió completamente las puertas a un mundo de japonesadas locas, PlayStation fue la que la elevó exponencialmente hasta el infinito. Porque no nos engañemos, gran parte de culpa del éxito de la máquina de Sony fue debido a la piratería. Y gracias a ella descubrimos grandes juegos que de no ser por ello ni hubiéramos conocido su existencia por aquella época.

.
Ridge Racer

Uno de los grandes juegos de lanzamiento para mí fue Ridge Racer de Namco. Un arcade de carreras endiablado con las palabras “vicio puro” grabada en el CD.

Todo en Ridge Racer estaba pensado para provocarnos una adicción al juego tremenda. Desde el loading inicial con partidita al Galaxian incluida, hasta el momento en nos creíamos alguien y adelantábamos al coche negro aparcado al lado de la carretera y éste hacía lo propio segundos más tarde arrancándonos las pegatinas con un adelantamiento antológico. Eso sí, cuando por fin conseguíamos vencerlo tras mil intentos, los gritos de euforia eran épicos. Todo ello en un espectacular 3D y una banda sonora ratonera que se grababa a fuego en nuestros cerebros.

Imagen de previsualización de YouTube

.
Metal Gear Solid

¿Qué decir de Metal Gear Solid? No quería poner ninguno de los más míticos, pero sería imperdonable que yo no mencionara la gran obra de Kojima.

Metal Gear Solid tenía que triunfar si o si, ya que te contaba con todos los ingredientes para ello. Entorno gráfico espectacular, banda sonora de lujo, personajes carismáticos y con personalidades muy marcadas, acción, explosiones y un ninja cibernético ¿Que más se puede pedir? Todo ello para sumergirnos en una historia adulta como pocas habíamos vivido hasta entonces. Y por si fuera poco, hay que añadir nuevas formas de jugar, con momentos impagables como el enfrentamiento contra Psycho Mantis. Todo un espectáculo para nuestras  jóvenes mentes.

Imagen de previsualización de YouTube

.
Bishi Bashi Special

A principio de mi parte del artículo hablaba de lo que disfruté con los juego “muy japoneses”. Entre todos ellos me gustaría recordar las tres entregas de Bishi Bashi Special. Un party game de mini pruebas muy locas programado por Konami. Es más me atrevería a decir que es el PARTY GAME en mayúsculas. Entre las pruebas hay algunas basadas en otros juegos como Guitar Freaks, Arkanoid y muchos otros. Pruebas de memoria, de habilidad, de rapidez y reflejos. Algunas delirantes como mi favorita, una que debemos mover una lata de refresco botoneando en un tiempo definido y tras eso, vemos una escena en la cual dicha lata es lanzada desde una plataforma y vemos como se eleva cual cohete espacial, llegando a impactar contra la luna si somos suficientemente rápido.

BIshi Bashi Special, aun siendo de los raros, nos llegó a nuestro país. Una muy buena versión que fusionaba las dos primeras entregas vistas en Japón.

Imagen de previsualización de YouTube

@ifhazardous

Para mi PlayStation significó el salto de los juegos bidimensionales a grandes aventuras en 3D. En un principio me fue muy difícil tomar la decisión ya que venía de Super Nintendo y había disfrutado mucho de su catálogo, tanto nacional, como el japonés que se podía disfrutar de forma no muy legal descubriendo grandes joyas que no verían su luz en occidente. Así que tal y como hizo Square Soft con su Final Fantasy VII, tras un tiempo prudencial en el que ver hacia donde se decantaba Playstation y la nueva consola de Nintendo, la Nintendo 64, mi decisión fue la máquina de Sony y hoy en día no me arrepiento de ello.

Todo vino al probar en casa de un colega Resident Evil, y disfrutar enormemente del primer Survival Horror de CAPCOM, poco después con otro colega que nos trajo una copia de UK del primer Tomb Raider, y definitivamente di el salto con la salida de Resident Evil 2.

.
Resident Evil

El principio de esta saga de Survival Horror de manos de CAPCOM y del que ya hablamos en un retro Pulpodcast. Ya había probado Alone in the Dark en su día pero nunca me acabó de gustar la lentitud de su personaje por lo que no le di más de una oportunidad.
Este juego acojonaba y los gráficos nos dejaron flipados en su día. Una enorme mansión plagada de armas biológicas y una empresa farmacéutica tuvieron la culpa de que pasáramos miedo y nos mantuviésemos en tensión durante toda la aventura matando zombis.

Imagen de previsualización de YouTube

.
Silent Hill

Estaba esperando ansioso la salida de Metal Gear de la mano de Konami, pero como aún tardaría un tiempo en salir decidí hacerme con otro juego de la compañía del que también llevaba un tiempo hablar de él.
Si Resident Evil nos mantenía en tensión, Silent Hill nos acojonaba de mala manera mientras buscábamos a nuestra hija en un pueblo plagado de extrañas criaturas y niebla, mucha niebla, para mi ha sido el juego de la saga que más me ha acojonado incluso jugándolo hace poco y con sus gráficos sigue metiéndote el miedo en el cuerpo, y todo eso acompañado de la genial música de Akira Yamaoka.

Imagen de previsualización de YouTube

.
Parasite Eve

Desgraciadamente este juego nunca llego a nuestras tierras aunque si lo hizo su continuación y el The 3rd Birthday de PSP. Aún así pudimos jugarlo y muchos lo tenemos en nuestras colecciones.
Un JRPG de Square Soft en el que controlábamos a una agente de policía llamada Aya Brea en la ciudad de Nueva York, algo que a algunos nos gustó por controlar solo a un personaje, poder movernos libremente durante el combate, mejorar nuestras armas y estar basado en la época actual y no en mundos medievales.

Imagen de previsualización de YouTube

@Labecaria @darthkafka

Es curioso como pensando en la maquineja de Sony afloran sentimientos muy especiales. Fuera del aspecto gamer me refiero. Recuerdo que en 1995 estaba cursando 3 de BUP en un colegio interno y allí no podíamos tener consolas siendo eso para mí poco menos que una tortura. Aún recuerdo cómo mi padre, antes de desaparecer de mi vida, me enviaba por correo revistas como Super Juegos, Hi-Tech o Hobby consolas donde se cantaban las alabanzas de las nuevas plataformas como CD-i, 3DO o Jaguar haciéndome soñar. Entre todas las increíbles opciones sobresalían Sega Saturn (por ser de Sega) y Sony PlayStation. Si os digo que hace unos 3 años conseguí mi Saturn queda clara cuál fue mi opción. Pues no me arrepiento de nada. Qué gran consola y qué catálogo. Como violó a sus competidoras (algunas de 64 bits) y como instauró lo de que todo el mundo jugara antes que Wii o Nintendo DS (aunque a menor escala). Por cierto, en mis tiempos las viejas se referían a los videojuegos como Nintendos (fuesen de la productora que fuese). Desde entonces esas señoras folludas con bigote llaman Pleisteision a todo cristo. Y me encanta.

Elegir tres juegos de tan genial catálogo es algo que me encabrona y más aun si tenemos en cuenta mi reticencia a las dichosas listas y selecciones. Pero llorando mucha sangre he elegido estos tres que creo me describen muy bien…

.
Suikoden II

(Konami, 1999) : tras una genial primera parte Konami se sacaba la chorra y plantaba cara a Final Fantasy VII (y hasta al VI) con una aventura algo más clásica en cuanto al apartado técnico pero que se follaba a todo lo visto hasta ahora con un genial guión con múltiples finales, decenas de personajes a reclutar (108), una base configurable, batallas de estrategia, rol por turnos, traiciones, muerte, musicaza, runas para invocar bichejos… Para mí el mejor de la serie de la (otrora) enorme Konami que si bien los último títulos no le llegan a la suela de los zapatos, son divertidos.
Genial, único e irrepetible, si no lo compraste en su día date una vuelta por eBay y prepara un buen bote de vaselina.

Imagen de previsualización de YouTube

.
Castlevania Symphony of the Night

(Konami, 1997): doblete para Konami (y seguro no es el último título de la productora japonesa en este especial). Las aventuras de Alucard en ese infierno inacabable (gracias a los Dioses del Metal) que es el castillo de Papá Drácula son algo muy especial para mí. Desde los toques RPG, el rollito Metroid, el diseño de los enemigos, la música, el 200% del juego, las habilidades del protagonista, el guión, las posibilidades… Todo.

Todo en este juego es grande, único y enorme. Nadie que se precie de ser gamer puede dejar pasar la oportunidad de jugar a cualquiera de las versiones que se han lanzado a posteriori (más asequibles económicamente) y menos aún un amante de Castlevania. Mierda de la buena.

Imagen de previsualización de YouTube

.
Tombi

(Whoopee Camp, 1998): o Tomba como se le conoce en Japón es junto con su secuela las dos únicas obras de Whoopee Camp, la productora de Tokuro Fujiwara (Ghost´nGoblins, Megaman…). Una pena porque es un juego que el paso de los años ha puesto en su lugar. La bancarrota fue el premio para estos genios que nos dejaron uno de los mejores juegos de tiempos pero que en su día pocos supimos apreciar.
Ahora todo el mundo lo ha jugado, pero curiosamente nadie lo debió de comprar porque si no lo de la bancarrota no tiene sentido. Un gañán con pelo rosa, bolas con pinchos y cerdiablos en una aventura petada de sidequests, larga de cojones y para nada fácil de completar.
Lo cierto es que dudé entre este y  Klonoa (Namco, 1997) pero Tombi es un pelín más especial. Para paladares exigentes y bolsillos pudientes.

Imagen de previsualización de YouTube

@Dokipanik

Recuerdo con total claridad los meses anteriores a la llegada de PlayStation a nuestro territorio; y es que las publicaciones que llegaban a mis manos, no dejaban de hacerse “eco” del lanzamiento de una nueva máquina que sería todo un portento tecnológico, y es que el tema del formato CD (que ya lo podíamos ver en otros sistemas) era como una pequeña ventana al futuro.
De la misma manera, también recuerdo que no recibí a la consola con los brazos abiertos, sino todo lo contrario. Yo estaba muy centrado y feliz con mi Super Nintendo y no tenía la necesidad de cambio, ahora que lo pienso era mucho más inteligente en aquella época… ahora soy una facilona y caigo a la primera de cambio.
Y si a esto le sumamos que estaba en mis años de adolescente insoportable, que prefiere dedicar su tiempo a los copelios y las churris… pues ya está el lío montado. Pero el destino y sus ironías, hicieron que tras comprarme un BollyCao y mandar un cromo, me tocara una flamante PlayStation con Resident Evil 2, Tekken 2 y Medievil.
Como veis, llegué bien tarde ( Mi Super y el Copión de mi vecino me daban todo el amor que necesitaba ) Pero se abrieron las puertas del vicio y empezaron a entrar juegos sin control en mi casa, unos de manera más legal que otra, llegando a poder conmigo hasta el punto de abandonar el mundo de los videojuegos durante más de una año, se sumaron más factores claro está… pero eso os lo contaré cuando compartamos al menos un par de noches de alcoba.
Y de esta época, os quiero dejar por aquí tres de esos juegos que, sin ser los mejores del catálogo son los primeros que vienen a mi cabeza, cuando pienso en PlayStation, aunque he de confesar que siempre que veo una Play1, me viene a la cabeza el puto BollyCao.

.
Odworld Abe’s Oddysee

En 1997 llegaban a “La Play” el bueno de Abe, un individuo simple y sencillo, uno más de la raza Mudokon, dentro del planeta Oddworld. Un planeta que esta dominado por una raza superior los Glukkons, que tienen como objetivo, el sometimiento de los hermanos de Abe, para hacer uso de su carne.

Nuestro protagonista descubre todo el pastel y se embarca en un viaje y aventura, por la salvación de su especie; una aventura en la que tendremos que ir rescantando a otros Mudokon, para así llevarlos a un lugar seguro.
El juego, en su día, destacaba por un aspecto gráfico genial, con unos diseños y videos súper divertidos. En un juego, en forma de puzles, en donde tendremos que superar pantallas, muy al estilo FlashBack o Prince of Persia, salvando ciertas distancias.
Y es que Abe tiene un carisma fantástico, dotando a la aventura de mucho estilo y humor, en donde el uso de ciertos poderes como el poder controlar a nuestros enemigos con la mente, pudiendo hacerles incluso explotar.
Imagen de previsualización de YouTube

.
Crash Bandicoot 3: Warped

La elección de la tercera entrega de las aventuras de Crash tiene un doble sentido, uno porque me pareció un juegazo redondo en todos los sentidos y dos, porque es una este juego recopila lo mejor de cada una de sus antecesores; y de esta manera hago mención a los tres juegos, sin quitarle méritos a Crash Team Racing, un juego a lo Mario Kart, que estaba realmente curioso.

El juego nos lleva a viajar por diferentes épocas, para recolectar dispersos cristales, antes de que nuestros enemigos se apoderen de ellos. En esta ocasión también podremos controlar a Coco, la hermana de Crash y a su tigre Pura, dando al juego un nuevo toque de variedad.
Y es que esta joyita de las plataformas, que nos trajo Naughty Dog. Una autentica delicia, a todos los niveles; haciendo especial mención a las muertes y a los niveles de Time Atack, que me dieron muchos ratos de piques y cachondeo con amiguetes en casa.
Imagen de previsualización de YouTube

.
PaRappa the Rapper

Mira que me era muy sencillo poner mil títulos, pero siendo sincero, que es lo que he intentando al seleccionar estos tres juegos… No puedo más de afirmar, que PaRappa the Rapper es el juego que primero viene a mi mente al pensar en esta consola (PaRapa y el Bollycao, que quede claro) Un juego que llegaría primero en forma de Demo y que tras jugarlo, era mi primer juego del estilo, no pude parar hasta ahorrar la pasta que costaba este juego en tienda.

Y es, sin duda, de los juegos de los que jamás me arrepentí de comprar, porque me dio muchísimos buenos momentos y sobre todo cachondeo con alguno de sus niveles, como el del examen de conducir.
En si PaRappa de Rapper, es un juego de ritmo, en el que controlamos a PaRappa, un perrete en 2D con estética de dibujo animado, que se mueve en un entorno 3D, dotando al juego de un acabado artístico que, incluso a día de hoy, llama mucho la atención.
Nuestra misión será la de conquistar a una perra llamada Sunny Flower, a lo largo de varias misiones, como aprender Karate, sacarnos el carnet de conducir, cocinar y algunas sorpresas más, todas ellas a ritmo de Rap y una coletilla, que no dejará de repetir “I gotta believe”.
Si no lo conocíais, ya estáis tardando “U´Rappin” “Punch, punch, punch… Kick, Kick, Kick”

Imagen de previsualización de YouTube

 

@Evil_RyuZ

No pille de inicio la Playstation, pero si fui de peregrinación con Zer0Sith a verla en una tienda de importación, donde nos quedamos flipados con Ridge Racer y un tal Toshinden, juego de lucha que nos dejo flipados en aquel momento por su demostración técnica y el hecho de ser un juego 3D  con poderes especiales a lo Street Fighter II.

A partir de allí se convirtió en un objeto de deseo personal, pero no la pille hasta que salio el Street Fighter Zero, juego que deseaba como ninguna otra cosa y que era una conversión cojonuda del arcade. Despues me llegarían muchas alegrias y también decepciones, pues para mis gustos personales se quedaba corta a la hora de trasladar arcades 2D, donde me ralle cosa mala con la conversión de The King of Fighters 95 y Street Fighter Zero 2, siendo la Saturn la consola ideal para este tipo de juegos.

Igualmente fue la consola que domino el cotarro en la generación 32 bits, con un catalogo de joyas increibles, con los rpg de Square, Konami en plena forma, la mejor Namco, Capcom y muchas otras que pusieron su granito de arena para conformar un catalogo de juegos sensacional.

Es muy duro quedarse con tres juegos y dejarme joyas que también merecen ser nombradas, pero vamos a ello:

 

Klonoa Door to Phantomile:

 Klonoa apareció en Playstation a finales del año 97. Jugué por primera vez a la versión japonesa del juego. En mi opinión es el mejor juego de plataformas que hay en la consola, con una jugabilidad perfectamente medida, muy clásica pero con gran personalidad. Cuenta con un diseño de fases muy bueno y mezcla con maestría desarrollo 2D con gráficos 3D, destacando su belleza en escenarios y cautivadora banda sonora. No es un juego tremendamente difícil, pero tiene sus secretos y coleccionables para pillar en las fases, cosa que lo dota de una tremenda rejugabilidad. Esta joyita de Namco me cautivó y en su momento se presento como la nueva mascota de la compañía, que honraba al clásico Pacman . al que porta con orgullo en su gorra.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Silent Bomber:

Es extraño que no saliera una entrega de la saga Contra en condiciones para Playstation, sobretodo viendo como Konami  cuidó a la saga Castlevania, Gradius o incluso Goemon. Un poco huerfana de acción de la buena, para mí el juego de referencia es Silent Bomber, juego distribuido por Bandai en Japón y que desarrolló CyberConnect 2, autores del también magno Tail Concerto para Playstation. Silent Bomber es una bizarra mezcla entre la jugabilidad del clásico Commando con Bomberman, una auténtica locura, pero que logra fusionarte con el mando y funciona a las mil maravillas. Me pegue una viciada de infarto a la versión japonesa del juego, que llegó a Europa incluso doblado al castellano, aunque con el handicap de los 50 Hz.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Vagrant Story:

Quedarme con un rpg de todos los que hay en Playstation es una tarea infernal, pero bueno, Tako-Kun se ha encargado del grandioso Xenogears y entonces no me queda más remedio que acordarme del no menos glorioso Vagrant Story, juego con una historia cautivadora y un sistema de combate rompedor, en el que nos ponemos en la piel de Ashley Riot, un Riskbreaker que tras una imponente secuencia de introducción, tendrá que desvelar los secretos de Lea Monde. Gráficamente fue espectacular en su momento, destacando sus tremendas intros a tiempo real y la música de Hitoshi Sakimoto, que brilla de una manera bestial en la secuencia de introducción, todo un ejemplo de como cuadrar una música con una cinemática de manera excelente.

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

 

Esperamos que os haya gustado nuestra selección de juegos personales. Sabemos que hay cosas que son muy míticas y faltan en la lista, pero más que “los mejores juegos de Playstation”, este especial va sobre “los que más nos llegaron como jugadores“!
Recordaros también que en nuestros Retro Pulpodcast hemos tocado grandes juegos de la primera Playstation, y os dejo aquí los enlaces por si queréis escucharlos (si es que no lo habéis hecho todavía).

RetroPulpodcast 1×03Chrono Trigger+Chrono Cross+Radical Dreamers
RetroPulpodcast 1×04Street Fighter Alpha/Zero saga
RetroPulpodcast 1×07Alundra
RetroPulpodcast 1×08Megaman/Rockman 8
RetroPulpodcast 1×09Valkyrie Profile
RetroPulpodcast 1×14Xenogears
RetroPulpodcast 1×22Resident Evil 

 

Sobre el autor

tako-kun

Fundador de este cacharro.
Jugón desde bien pequeñito con mi flamante MSX2 ya apuntaba maneras.
Amante del rol japonés, los juegos de acción (que no los de tiritos), adorador del retro y de lo actual por igual. Antagonista de esas aberraciones de 4 palitos que, en general, dicen ser juegazos indies.

  • sitoturbo

    La consola que me hizo abandonar el barco de Sega y no jugarmela más con inventos. Incluye en sus titulos mi juego favorito, Resident evil. Por suerte la tuve de inicio y gocé de Ridge racer con sus gráficos endiablados y musica maquinera, la trilogía de Resident evil me hizo descubrir ese género terrorifico que tanto me sigue gustando junto con silent hill, plataformeo del bueno con crash bandicoot, rpg con Alundra, combates 3d con battle arena toshinden y tekken con su trilogía… Muchos titulos viciados por el camino, que hicieron quemar mi PS1

  • David GJ

    Genial entrada.

    • Darth Kafka

      Gracias de parte del Pulpofritorrrrrr team 😉