Especiales Noticias

[Especial] Aquellos Maravillosos Años del Software Español (II) OPERA

Dentro de los grades nombres dentro de la llamada “Edad de oro de Soft Español” es imposible que no salten a nuestras mentes compañías como Dinamic y Topo; pero no serian las únicas, ni mucho menos. Durante estos años, aparecieron como “hongos” muchísimas jóvenes desarrolladoras, que comenzaban desde la nada y en la mayoría de los casos, las cabezas detrás de las mismas, eran un grupo de amigos con un amor incondicional hacia el mundo de los microordenadores.

Si bien cabe destacar, la importancia y amplio catálogo de compañías como, las nombradas anteriormente, Topo y Dinamic e incluso Zigurat ( de la cual hablaremos en otro capítulo ) pero existen otras compañías, que sacrificaban este amplio abanico de programas y géneros, y apostaban por filtrar sus estudios de desarrollo, para generar así un catálogo en el que la palabra calidad era la “Razón Sine Qua Non” de las mismas.

Una de estas compañías, que por otro lado tiene un hueco especial en mi corazón, ya que me estrene en el mundo de los videojuegos gracias a ella, ya que “Cosa nostra” fue al primer videojuego que le pude poner el tentáculo encima en mi vida.  Y sí estamos hablando de la magna, impoluta e increíble Opera Soft.

 Para situar cronológicamente a Opera Soft, no tenemos más que echar la vista atrás y fijarnos en Topo, ya que ambas compañías datan de la misma época y año, para ser más concretos, hablamos del año 1987. Pero hemos de diferenciar claramente a Opera Soft de Topo, ya que, aunque datando del mismo año, Opera no gozo del gran apoyo de las todopoderosas distribuidoras.

La fundación de Opera viene precedida de la quiebra y cierre de Indescomp, una de las compañías pioneras en el mundo del Soft español; y permitidme que me detenga en este nombre.

Paco Suarez, creador de “La pulga” o “Booga Boo” (Indescomp)

Indescomp fue fundada en 1983 y tiene a sus espaldas el gran mérito de ser una de las pocas, por no decir la única, desarrolladora que exportaba sus propios programas al extranjero, gracias a la figura de Alan Sugar, que a su vez  es el causante de que el Amstrad y Spectrum llegaran a nuestros hogares.

Las “filas” Indescomp estaban formadas por dos equipos bien diferenciados, equipos que, más adelante y tras la quiebra, serían el germen de Opera Soft y Made in Spain. Estos dos equipos tenían nombre y apellidos y de esta manera tenemos a José Morales, Paco Suarez y Pedro Ruíz por un lado, y a Carlos Granados, Fernando Rada y Paco Méndez en el otro.

Marcando la diferencia, con otras desarrolladoras, el Spectrum no fue el caldo de cultivo más recurrente en su labor de desarrollo y distribución. Si que pudimos disfrutar de programas como “La Pulga” de Paco Suarez y “Fred” de Paco Méndez, juegos programados para Amstrand y que a su vez fueron distribuidos fuera de nuestras fronteras (concretamente al mercado Ingles, que era la “la panacea” en ese momento) Pero la mayoría de los programas que nos llegaban a Spectrum, bajo el sello de Indescomp, eran juegos de distribución inglesa.

Pero sin irnos por las ramas y en resumen, diremos que Indescomp es el germen de Made in Spain y de la compañía a la que estamos dedicando este especial Opera Soft.

Imagen de previsualización de YouTube

Como decíamos anteriormente, la labor y recorrido de Opera no está caracterizada por un catálogo inmenso, contando con un catálogo muchísimo más discreto, pero sería injusto no admitir que todos sus programas, o al menos la mayoría, cuentan con una gran calidad y originalidad. Y es que, para escribir este especial, he tenido la oportunidad ( y placer, todo sea dicho ) con tiempo y mucha dedicación, de hacer una revisión de la mayoría de los programas de Opera… ( Sería muy osado, por mi parte, decir de todos, ya que alguno me quedaré en el tintero )… y solo he sacado una conclusión, y es que ni uno solo de sus lanzamientos ha rebajado su excelente calidad media, siendo esta marca de la casa, en lucha contra la mediocridad, intentando no solo satisfacer los gustos del consumidor, sino algo más grande que todo esto, multiplicar la diversión.

 Y ya hablando de programas, la historia de Opera tiene su punto de partida en “Livingstone, Supongo” y “Cosa nostra”, en los que pasamos de una fascinante aventura en la selva, al peligroso mundo del Hampa, para pasar a una odisea espacial con “Last Mission” y de esta manera llegaría un programa, que más que un programa es una auténtica obra de arte y ejemplo de programación; un programa basado en el texto de Umberto Eco “En el nombre de la rosa”, un juego en el que todo fluye y se mueve alrededor de nuestras acciones, siendo toda un virguería de la época, con un concepto y técnica revolucionarios, estoy hablando como ya todos sabréis de “La abadía del crimen”.

 Nota:

Bien es cierto, que lo fácil es lanzarle flores continuas a este título, pero no sería justo decir, que el juego es frustrante para el jugador, sobre todo en sus primeras partidas, sobre todo en manos de un chavalín de la época.

Imagen de previsualización de YouTube

Imagen de previsualización de YouTube

Imagen de previsualización de YouTube

Por otro lado tenemos “Goddy” programado por Gonzo Suarez ( padre de Commandos ) el cual nos propone una tarea de lo más orignal, que es la adoptar el papel de una ladrón que, recorriendo los paisajes más típicamente Madrileños, intenta robar el banco de España. Y es que, en aquellos años, tener un juego en el que podíamos coger el “Metro” visitar “La casa de campo” el Zoo, era todo un acontecimiento y aún a día de hoy me sigue dibujando una sonrisa en la cara.

El juego, a grandes rasgos, es una videoaventura de plataformas, en el que teníamos que encontrar todos los números de la caja fuerte, que serán aleatorios y es que si llegábamos al final del juego, sin encontrar los números, no podremos superar el juego, a no ser que probemos combinaciones a lo tonto.

Imagen de previsualización de YouTube

La última etapa de Opera nos trae juegos como “Sol negro” y  “Mutant Zone” en los que no sólo se adopta un peculiar estilo, a nivel gráfico, sino que se cuida al máximo los argumentos, para intentar ofrecerhistorias sugerentes que se aparten de todo lo realizado hasta la fecha.

En este sentido, he de confesar que “Sol negro” es de mis juegos de la infancia, y es que las sensaciones que me ofreció, en su momento, son indescriptibles.

El argumento de “Sol negro” esta claramente basado en el clásico de Richard Donner “Laddy Halcón” en el que Bully es convertido en pez y Mónica en halcón, por medio de un hechizo transmitido de generación en generación. Pero dicha transformación viene dada por el plenilunio y siempre que uno recupera su forma humana, el otro adquiere la forma animal. Solo un fenómeno extraordinario y único, es capaz de romper el hechizo… El sol negro.

El juego seguía la tónica, seguida en otros muchos títulos, de la doble carga, en el que teníamos que cambiar la cara de la cinta, para poder realizar una segunda carga, para poder jugar la segunda parte del juego, que difería mucho la una de la otra.

Imagen de previsualización de YouTube

Otro ejemplo de esta doble carga es, el anteriormente nombrado “Mutant Zone” que, aparte de su genial argumento, tiene un excelente apartado técnico y una dificultad adictiva, a  la par que una mecánica variada.

Nada más comenzar el juego, nos encontramos con una introducción en forma de “mata marcianos” que nos servirá de escusa para poder conseguir, las apreciadas vidas, que nos serán de gran ayuda a lo largo del juego, que se presenta en forma de un plataformas de acción.

Imagen de previsualización de YouTube

De esta última época no podemos obviar títulos como “Ulises”, “Gonzalezz”, “Corsarios”, “Livingstone, Supongo II” , “Mot” y una genial colección de arcades para la “GunStick” como lo fueron “Guillermo Tell”, “Solo”, “Trigger” hasta llegar finalmente a la disolución de Opera Soft en dos sellos perfectamente diferenciados Opera Plus y Opera Sport con “Angel Nieto Pole 500″ y “Jai Alai”.

Del sello “Opera Plus” es destacable “La Colmena” de 1992, ya que tiene la virtud y mérito de ser de los pocos ejemplos de videojuegos con contenido erótico, dentro del marco del Software español. Con una mecánica inspirada en los juegos de mesa de preguntas y respuestas, las cuales castigan al jugador menos “fino” con una serie de pruebas eróticas; juego que no paso desapercibido a la censura.

Diseño de porta Original y censurado de “La Colmena”. 

Y como ocurrió con el resto de desarrolladoras españolas, la aparición de los sistemas de 16 Bits no cuajo adecuadamente y la adaptación no fue todo lo bien que nos hubiera gusta; de igual manera,también se especula mucho con el nombre de Erbe y su drástica reducción de precios, como medida para combatir a la piratería, como causante de dicha desaparicion. Y de esta manera Opera Soft desaparicio a principios de los 90´s; quedando como únicos referentes y “resquicios” COMIX y EXELWEISS, tras los cuales estarán Eduardo Beiber y José Vicente Pons, de donde saldrían algunos títulos, con más carga “romántica” y saciadoras del recuerdo, como revisiones de los clásicos de Goddy y la “saga” Livingstone.

 Y hasta aquí hemos llegado, con la historia de Opera, me podría haber detenido muchísimo en cada uno de los juegos, pero creo que no correspondía a este tipo de artículo el hacer un análisis de juegos, sino a contar la historia de una grandísima desarrolladora española, a través de sus juegos y momentos más ricos y decadentes. Pero lo que puedo asegurar, es que he disfrutado mucho, tanto escribiendo como recordando y sobre todo… jugando a estos títulos, que han disparado mi memoria más lejana, despertando al niño que aún llevo dentro; solo espero que os esté pareciendo interesante.

Sobre el autor

Tako-Doki

Jugador apasionado, que ve los videojuegos como una forma de vida, más que como una forma de diversión. Amante de los juegos más clásicos, herencia de los cientos de horas que pasé en los recreativos y frente a mi adorado Spectrum. Llevo con mucho orgullo mi gusto por los juegos Japoneses, en especial los RPG. Y siempre, tanto en la vida como en los juegos, me enfrento y los supero en nivel difícil.

  • No llegué a tener ordenador de 8bits, pero recuerdo muchos juegos en casa de vecinos y amigos.
    Lo más curioso quizá, es cuando los componentes de la época a día de hoy se dan cuenta de la importancia que tuvo su trabajo dentro de nuestra sociedad.

    • Totálmente deacuerdo en que es muy curioso jajaj pero sobre todo lo interesante a día de hoy es ver como ciertos títulos que eran adictivos y divertidísimos entonces, aun conservan todo su encanto y enganche.

  • Fui afortunado de poder jugar a muchisimos juegos de la compañia opera soft.De los que mas me gustaron fueron la abadia del crimen y el goody.En aquellos años habia mucha competencia con empresas como dinamic, topo soft,made in spain, zigurat,codemasters,etc.Lo que si esta claro es que estos juegos eran unicos y enganchaban tardes enteras pegadas frente a nuestro ordenador.

    • Como bien dices, la competencia era muy dura, y jugaba un papel importantísimo y positivo para el usuario, ya que gracias a esto las compañías ponían sus manitas a currar duro y nos traían un juego mejor que el anterior y que superara lo visto en otras compañías; pero de lo que no cabe duda, es que Opera no será de las más «completas» en su catálogo, pero bien cierto es que el que sabe valorarla como se merece, es capaz de ver todo el «Hamor» y cuidado que se ponía en todos y cada uno de sus títulos.