Análisis

[Micro-Análisis] Aggelos

Artículo creado por el miembro de la comunidad pulpera @sancho

Wonder Boy. Así de claro, si echas de menos esta saga clásica en su vertiente más aventurera no puedes dejar pasar Aggelos. Estructura similar, aspecto gráfico y sonoro de 8-16 bits y un regustito muy rico a esa SEGA o Hudson de antaño. Aggelos es una aventura 2D como las de antes, historia típica de héroe que salva el reino del malo de turno y muchos saltos, espadazos, mazmorras… una gozada. El juego nos va abriendo zonas a medida que ganamos poderes como ocurre en Monster Boy, pero aquí no lo haremos a base de transformaciones, si no obteniendo objetos que nos dan poderes o abren nuevas zonas que explorar para seguir progresando en la aventura.

La variedad de los templos y los escenarios no se limita a la parte gráfica, cada uno está hecho para aprovechar los poderes recientes que obtenemos de forma brillante. Básicamente podemos atacar, saltar y usar poderes, que iremos combinando de forma muy satisfactoria. De hecho lo mejor de Aggelos son las zonas de plataformas y las mazmorras, que no llegan al nivel de un Zelda, pero tienen sus puzles, exploración… todo hecho con gran acierto y mucho amor y respeto por lo clásico. Aggelos es generoso con el jugador, pero no es un paseo, es generoso porque no te hace repetir las zonas si mueres, si no que respeta el progreso que hayas hecho, es decir si avanzas y recoges una llave, si mueres vuelves atrás pero la conservas. Se ha hecho para no ser frustrante, pero tiene sus puntos de dificultad sobre todo en los jefes. No hay mucho más en Aggelos que unas mazmorras bien diseñadas, mejoras en forma de nuevas armaduras y nuevas espadas, poderes, incluso misiones secundarias muy sutiles. Los personajes secundarios pese a tener poco texto se hacen querer… pero lo mejor de todo es que durante las 6-7 horas que puede durar la aventura no paras de tener la sensación de haber vuelto atrás en el tiempo y estar disfrutando de tu Master System o tu Mega Drive a tope.

Sobre el autor

tako-kun

Fundador de este cacharro.
Jugón desde bien pequeñito con mi flamante MSX2 ya apuntaba maneras.
Amante del rol japonés, los juegos de acción (que no los de tiritos), adorador del retro y de lo actual por igual. Antagonista de esas aberraciones de 4 palitos que, en general, dicen ser juegazos indies.

  • ANTONIO MILAN

    Muy escueto pero buen análisis de un juego que me ha sorprendido muy gratamente. Gracias por descubrírmelo. Imprescindible para amantes de Wonder Boy.