Análisis Noticias

[Análisis] DMC: Devil May Cry Definitive Edition

DMC: Devil May Cry Definitive Edition es uno ejemplos de cómo la comunidad del mundo de los videojuegos ser aferra a ideas, en muchas ocasiones, absurdas  tachando a un juego de terrible únicamente cuando se varían ciertos elementos como, mecánicas, estilos y en el caso de DMC: Devil May Cry,  la imagen del propio protagonista.

Elementos que, por otro lado pueden ser importantísimos, pero que en la mayoría de ocasiones rozan el puro y duro “pataleo”. En el caso de la revisión de la magnifica obra de CAPCOM –Devil May Cry, por parte de la gente de Ninja Theory, la polémica llegó ( y llega ) a limites que yo jamás podré entender.

dmc-04-01

El juego, como ya os analizamos tanto en el Podcast como en la propia Web, es una auténtica delicia en todos los sentidos. Dando una frescura y riqueza, con sabor a lo ya vivido, a todo el universo de DMC como pocos juegos saben hacer; y más cuando ya con Devil May Cry 4 se empezaban a ver indicios de desgaste de la saga. Una aventura que mucha gente juzgó sin ni siquiera tocar el juego, únicamente por el cambio estético de Dante, quedando en evidencia ya que la historia y contexto justifica este aspecto, que no es más que la puta del Iceberg, un iceberg en continuo cambio y evolución que se desata en un personaje muy solido e interesante, que perfectamente encaja en el universo DMC.

Si sois de esos que aún no conocéis este juego,  únicamente por prejuicios, ya estáis tardando en poner las manos encima a este DMC, porque seguro que, si sois aficionados al género, quedaréis maravillados.

Imagen de previsualización de YouTube

Por todo esto llega esta “remasterización” de DMC a nuestras consolas de nueva generación, para que podamos disfrutar de la experiencia en su máxima expresión, como la gente de PC pudo disfrutarla en su momento, junto a algún extra más que jugoso.

Y es que es meter el juego en nuestras consolas y ya salta a la vista lo bien que lucen los 1080p de resolución y sobre todo esos 60 Frames por segundo, que encajan como un guante al juego, multiplicando la experiencia jugable, haciéndonos disfrutar como unas auténticas perracas… Porque aunque ya hemos visto muchas remasterizaciones en las que  se aumentan la resolución y frames, el caso con DMC es bien distinto y notable, porque el juego por su propia naturaleza hace que todo sea mucho más jugable y suave; elementos como tiempos de respuesta, exactitud y nitidez dan al juego ese “empaque” que necesitamos los que disfrutamos las versiones de consola.

dmc-04-02

Por otro lado esta remasterización nos trae todos los contenidos descargables que aparecieron para el original, junto a algunas novedades que un poco más adelante citaremos. Cuando arrancamos el juego, tendremos acceso a la historia principal así como a la expansión “La caída de Vergil” ( Si no conocéis el juego, es necesario haber jugado y terminado primero la historia principal ). Un contenido que podemos disfrutar en la anterior versión, pero que ahora cuenta con su propio “Palacio Sangriento”

Este DLC, para los que no lo conozcáis, nos cuenta la historia de Vergil tras los acontecimientos de DMC, una historia muy interesante y que goza de un apartados artístico y estético únicos, a la hora de contarnos esta, que nada tienen que ver con lo visto en el resto del juego y que es una auténtica delicia.

dmc-04-03

Durante el transcurso del DLC de DMC: Devil May Cry ( madre mía ya perezco Urdaci ) controlaremos a Vergil, pudiéndole hacer evolucionar, como lo hacíamos con Dante durante el desarrollo de la historia principal, en unos escenarios independientes y exclusivos, donde podremos dar rienda suelta a todo el poderío y habilidades del hermanito de nuestro protagonista.

Imagen de previsualización de YouTube

Entre las novedades que nos encontramos en el juego, a parte de la velocidad, DLC, etc… Está la posibilidad de jugar con diferentes “Skins” de nuestro protagonista, tanto Dante como Vergil; pudiendo de esta manera coger un aspecto más cercano al de los DMC originales, y que iremos desbloqueando más a lo largo de nuestra partida; y como punto negativo a esto, he de decir que me ha parecido muy cutre que no se incluyeran estos cambios de imagen en los videos de juego, ya que queda feísimo el tener a tu protagonista con un aspecto y ver los vídeos con otro, e incluso unos planos si y otros no (dependiendo de si el juego hace el video con planos con el motor del juego o no, un detalle muy feo.

Estos cambios de Skins no aportan nada a la jugabilidad, pero que calmarán un poco los “llantos” y suplicas, de los más exigentes con el aspecto del protagonista.