Especiales Noticias

Graphic Wore, cuando la exigencia excede la lógica

En estos momentos en que todo parece apuntar a que nos encontramos en la recta final de esta generación; eventos como el Electronic Entertainment Expo (E3) o el Tokyo Game Show nos han dado muestras de que las compañías se están preparando para dar el salto al siguiente nivel, es cuando nos empezamos a preguntar si es el momento adecuado para hacerlo o si debemos esperar. Normalmente se comienza a pensar en la siguiente generación cuando los juegos de la actual alcanzan lo denominado como «techo gráfico» de las consolas, de manera más o menos generalizada, pero ¿es necesario promover dicha evolución?, ¿los usuarios lo necesitamos realmente?. La pregunta viene a cuento porque muchos usuarios creen que el hardware actual se ha quedado anticuado, y que la calidad gráfica que nos ofrecen actualmente está muy lejos de satisfacer sus espectativas.

Cada consola y generación tiene sus juegos de referencia en cuanto a calidad, sin remontarnos muy atrás en el tiempo voy a empezar por la época de Megadrive y SuperNes, ya que antes de eso los gráficos no marcaron tendencia sobre los usuarios. En esta época concretamente, encontramos dos ejemplos que realmente revolucionaron el sector; Killer Instinct y Donkey Kong country, ambos en 2,5D y de una calidad sobresaliente para cualquier jugón que se preciase, puesto que significaba entrar de lleno a la nueva dimensión, los juegos en 3D.

La siguiente generación fue la de mi queridísima Playstation, a quien acompañaron la Nintendo 64 y Sega Saturn, y supuso la transición lógica del 2D al 3D, no sin la reticencia de algunas compañías a abandonar su estilo clásico de programación, que si bien es de agradecer que se quiera conservar la esencia y los valores de los juegos en 2D, su apuesta en exclusiva por ese formato suponía un suicidio casi seguro, más aún con los juegazos que fueron saliendo y que marcaron definitivamente la muerte de las 2D como base de la programación, entre los que se cuentan muchos títulos, pero solo voy a destacar uno por género; Metal Gear Solid, Final Fantasy VII, Super Mario 64, Battle Arena Toshinden, Gran Turismo y Resident Evil.

En esa generación, sin embargo y al ser la primera en la que veíamos los 3D de manera generalizada, no eramos muy exigentes, y nos conformábamos con disfrutar de los juegos tal y cómo eran, con sus virtudes y defectos (muchos más de los que podríais imaginaros). Precisamente uno de los juegos que guardo en mi memoria con mayor cariño, y que considero casi una religión; FFVII, contiene una de las mayores chapuzas que haya visto en mi vida, y es la combinación de secuencias pregrabadas con dos estilos gráficos distintos, uno estilizado (que alcanza un gran nivel) y otro achatado y cabezón… ¿alguien me lo explica?. Soy consciente de que es un juego enorme para su generación y que ocupaba 3 CD’s, pero hacedlas todas iguales leñe!!!. No olvidemos que en este juego los gráficos de los escenarios eran prerenderizados y estáticos, puesto que era casi imposible para aquel entonces enfrentarse a un reto de tales proporciones sin acabar sucumbiendo a la evidencia de que aún no estaba madura la tecnología necesaria para ello.

Cuidado con los SPOILERS del Trailer que sigue.

Imagen de previsualización de YouTube

MGS, en cambio, es un juego que podría pasar casi sin problemas por un juego de PSP con poco más que un par de filtros bien puestos y algún que otro retoque, y recordemos que la PSP es una consola de esta generación, portátil sí, pero de esta generación. Sus escenarios estaban completamente en 3D, y tanto los personajes como los escenarios o elementos del mismo mostraban una calidad y nivel de detalle impresionantes, convirtiendo este juego en una experiencia única para aquel entonces, puesto que otros como RE aún tiraban de escenarios prerenderizados para ambientar la trama.

Ya en la generación pasada, con las 3D como base para más del 95% de los juegos programados, nos empezamos a fijar más en esas cosas llamadas texturas, y algún q otro hasta se daba cuenta de los bajones de framerate cuando había muchos enemigos en pantalla, pero para los mortales como yo seguían siendo cosas inapreciables o asumibles e insignificantes frente a la experiencia que suponía disfrutar de los juegos sin pensar en nada más ni plantearnos de donde venía qué.

Este fue el tiempo de las Playstation 2, Game Cube, Dreamcast y Xbox, donde pudimos disfrutar de muchos y muy buenos juegos, pero de los que siempre destacaremos los mismos, si hacemos una encuesta más o menos amplia de usuarios: Metal Gear Solid 3, Shenmue, Resident Evil 4, Gran Turismo 4, Shadow of The Colossuss, Halo, Final Fantasy XII y Resident Evil Remake (seguro que os salen más, pero hablamos de punteros gráficamente). Precisamente ahora, muchos de esos juegos pueden jugarse en emuladores de PC con filtros de HD, o remasterizados pagando de nuevo por ellos, y no resultan desagradables a la vista, más bien al contrario.

Pero ya entonces empezábamos a ser exigentes con el tema de los gráficos, y muchos descartaron o criticaron a GTA: San Andreas por ese motivo, cuando es uno de los juegos de más éxito de la historia, y supuso el despegue más que merecido para la empresa responsable del proyecto; RockStar, generándole unos beneficios muy importantes, pero tampoco podemos olvidarnos de Zelda Wind Waker, Pikmin, Fahrenheit, Dragon Quest VIII, etc, que tenían también una gran calidad gráfica, pero no alcanzaban a los más punteros, y atesoraban una experiencia jugable sobresaliente.

Todo eso está muy bien, pero el problema viene en esta generación, la de nuestras Playstation 3, Xbox 360 y Wii, donde el afán que muestran muchos por criticar el apartado gráfico de cada juego que se presenta de manera generalizada, llegando incluso al extremo de anular reservas tras haber visto sólo un video donde una textura no está tan perfecta como el resto, o porque falta un matorral en la versión de su consola y en la de la otra consola si aparece tal matorral (caso verídico ocurrido justo antes del lanzamiento de Red Dead Redemption, GOTY 2010).

Para muchos de nosotros aún nos suenan a chino los términos v-sync, tearing, popping, pupping, etc, pero hay mucha gente que eleva sus cotas de exigencia en cuanto al apartado gráfico hasta límites insospechados y buscan la perfección en cada esquina del mapeado, algo totalmente lícito, y no comprenden que, con la tecnología actual disponible para las desarrolladoras, sigan creando juegos con apartados técnicos “mediocres”.

Yo no soy una persona demasiado exigente respecto al apartado gráfico, más bien acepto cualquier juego que cumpla con la media de la generación que posea en ese momento, aunque admito que me gusta disfrutar de los juegos que se consideran punteros en dicho apartado, y que la experiencia mejora sustancialmente en algunos casos, pero considero que un juego debe valorarse por la suma de sus partes y no por cómo se trate una sola de las mismas.

A pesar de eso, considero que las mejoras gráficas son necesarias, y los juegos que exprimen al máximo las capacidades de las videoconsolas son imprescindibles para seguir avanzando; ¿a quien no le gusta disfrutar de juegos como Assassin’s Creed, Heavy Rain, Uncharted, MGS4, LA Noire, Crysis, Halo, Gran Turismo, Forza, Gears of War?, al menos hay que reconocer que nos llama la atención la capacidad técnica que demuestran y que habría sido imposible en anteriores generaciones por las limitaciones de las consolas, pero no creo que por eso haya que excluir al resto que no lleguen a ese nivel.

Sin ir más lejos, en esta misma generación, la consola de sobremesa más vendida ha sido la única que no posee ni uno de esos juegos considerados punteros; HD y 1080p son conceptos que al poseedor de una Wii le traen al pairo, él/ella sólo quiere vivir la experiencia de divertirse con una propuesta jugable interesante e innovadora que les saque de su rutina diária, precisamente esas personas puede que nunca conozcan el significado del término Graphic Whore que tan extendido está últimamente.

Los autodenominados Graphic Whore nunca se acercarían a juegos como el Deadly Premonition, del que hizo un excepcional análisis el tío Hazardous y que más bien parece un juego de la generación pasada. Parece que de repente se ha vuelto una obsesion para mucha gente, algo como por ejemplo la falta de v-sync que sufre casi el 80% de juegos de esta generacion, o que no tengan 60 frames por segundo constantes, sin importarles la embergadura del juego en sí, lo mismo les da un FPS pasillero que un Sandbox con 150 kilometros cuadrados explorables, para ellos es necesario que mantengan el framerate al máximo, cuando la media de esta generación (que ya cuenta con 5 años de antigüedad) han sido los 30 fps.

Lo mismo para el popping, un mal necesario en los sandbox y en los rpg occidentales de mundo abierto (Fallout, Oblivion) donde los elementos del escenario tienen que ir generándose según llegamos a ellos y no siempre consigue hacerse a tiempo, con lo que sufrimos el mal de la “generación espontánea”. ¿Es esto asumible?, pues depende de para quien y en que circunstancias, puesto que no es lo mismo que salga de la nada un armario o un carrito de la compra inerte que un Sanguinario… no es lo mismo, que diría Alejandro Sanz.

Debemos ser conscientes de que el videojuego ha evolucionado hacia algo que sobrepasa el simple concepto jugable de cuando esté hobbie se inició, ahora es necesario sorprender al jugador en cada apartado y detalle del mismo, y éste se ha vuelto mucho más exigente de lo que era inicialmente y da mucha más importancia al apartado técnico que a cualquier otra cosa, sin entender que no todas las compañías tienen las mismas posibilidades y que nuestro Hardware se hace mayor; los juegos que hemos visto destacar gráficamente no son la media, son las excepciones, y cuanto antes comprendamos esto mejor nos irá. Además, la capacidad de los discos es limitada, incluso la de los BD, y deberíamos tener en cuenta que en un juego no solo ocupan espacio los gráficos, sino que la cantidad de objetos en pantalla, físicas, IA, doblajes/subtítulos, música, etc, van mermando ese espacio y condicionan al resto, aunque es cierto que no en todos los casos es determinante.

Lo más curioso de todo esto es que la única plataforma a la que se le puede exigir que cumpla con los máximos de calidad gráfica en la actualidad son los PC hipervitaminados, los últimos que han salido y con tarjetas gráficas que cuestan un riñón y la mitad del hígado. Pero, ¿sabéis cual es uno de los juegos más exitosos en PC?, pues no os vayáis a pensar en The Witcher 2, Assassin’s Creed o Uncharteds… pensad en algo tan simplón como Minecraft, en el que los gráficos no importan absolutamente nada y lo que cuenta es lo que uno siente mientras lo está jugando. La experiencia se centra en un planteamiento creativo muy interesante y adictivo que no necesita apoyarse en ninguna clase de artificios.

Imagen de previsualización de YouTube

De igual modo tenemos los juegos de estrategia como Starcraft o RPG clásico como Diablo, los cuales son esperados como si del mismo mesías se tratara y que no tienen una carga gráfica para nada exagerada, solo ofrecen lo que el público demanda, diversión y entretenimiento a raudales.

En el otro lado de la balanza, y volviendo a las consolas, tenemos el caso de Heavy Rain, del cual debo reconocer que sin ese apartado técnico tan impresionante y bien cuidado, la experiencia no habría sido exactamente igual, aunque sí muy parecida. Como ya he dicho, disfruto de los juegos en todas sus versiones, y no puedo negar que en ocasiones me rindo a la espectacularidad de los gráficos, pero no a cualquier precio.

Por seguir hablando de PS3, nos encontramos el año pasado cinco juegos candidatos a GOTY 2010, el cual os he comentado que se llevó RDR, y que eran Red Dead Redemption, Heavy Rain, God of War 3, Assassin’s Creed La Hermandad y Final Fantasy XIII. Aunque sea un tópico, todos los juegos de esa lista destacan sobremanera en su apartado gráfico frente al resto de juegos del catálogo, y no habrían obtenido tanto reconocimiento de no ser así, lo cual es algo realmente triste, pero muy cierto; ¿o realmente pensáis que habría sido tan nombrado el FFXIII si su apartado técnico hubiera sido el que os muestro en la imagen que sigue?

Yo creo que esto es un claro ejemplo de por qué las compañías apuestan por la calidad gráfica en mayor medida que cualquier otro apartado, nos guste o no, la mayoría de los futuros compradores de su producto se dejan llevar por la primera impresión:

En la actualidad la gente se empeña en crear y exigir cotas absurdas de realización, pero se olvidan de que lo realmente interesante para avanzar es la innovación, y para ello es necesario ser creativo, no vender el mismo juego que años anteriores mejorando mínimamente los gráficos, cambiando los skins y con una trama de 6 horas de relleno para aparentar que se ha hecho algo.

A riesgo de que me tildéis de pesado, ¿habéis jugado a Braid, Earth Force Defense, Limbo, Bastión, Castle Crashes, El Shaddai, etc?, todos ellos juegos con presupuestos más que humildes pero con unas propuestas fuera de todo convencionalismo y un carisma indiscutible por sí mismo. Próximamente saldrán juegos como Journey, que se ha propuesto romper con los moldes establecidos a base de talento, y que yo no estoy dispuesto a perderme bajo ningún concepto.

¿Acaso alguien se fija en los gráficos cuando juega al Tetris?, lo dudo mucho, y el Tetris es el juego más popular y adictivo de la historia, con un apartado técnico tan simple que da risa. Este juego fue el responsable de la venta de millones de videoconsolas en todo el mundo, y puso a Nintendo a la cabeza del mercado de las portátiles cuando nadie apostaba por ello.

Concluyendo, todos estamos de acuerdo en que el salto generacional lo da la tecnología, si no fuéramos exigentes y/o las compañías desarrolladoras no quisieran ir más allá, no habríamos pasado de la generación de los 8 bits, por eso no hay que demonizar a quienes reclaman dichos avances, pero debemos ser conscientes de las capacidades de nuestras máquinas actuales y de hasta donde les podemos pedir que lleguen, pero lo más importante es que nos sigan ofreciendo propuestas divertidas y memorables, para cosas insulsas ya tenemos la televisión.

Como regalo de despedida os dejo un enlace a una página donde realizaron unas viñetas muy graciosas para hablar sobre el mismo tema que os he realtado yo en este artículo, pero condensándolo en 6 viñetas con una calidad narrativa increible; disfrutad del trabajo de Fabian Hidalgo en Reset!.

Sobre el autor

pulpofriwrdp1a

  • Dante

    Primero de todo, felicitar a TAKO-CATO por este articulo. Excepcional!!
    Y ahora daré mi humilde opinión. Una generación de consolas llega a su cúspide cuando no puede hacer frente con la tecnología que hay en esos momento. Por supuesto, está marcada por los gráficos y por los Super PCs actuales. Un caso evidente es el último Battlefield 3. En PC el nuevo motor gráfico de DIFE es absolutamente increíble en cuanto a gráficos y físicas. En PS3/360 el juego según comentan otros medios comunicativos del sector «parece otro juego». Por supuesto será un juego exquisito e increíble, pero no es que lleve al limite la consola, sino que la supera y le puede. Por tanto, si en este caso hemos llegado al limite de esta generación y debemos mirar hacia adelante.
    Y por supuesto, a pesar q los gráficos me pueden también soy de los que opinan q no lo son todo. Prefiero un Crysis 2 menos «potente» gráficamente pero con una IA mas depurada, porque una descompensación puede echar por los suelos el trabajo de todo un equipo gráfico.
    Otro tema es q bajo mi punto de vista las compañías tendrían que haber sido mas inteligentes y haber copiado la idea de la N64 a la que se le podía potenciar cambiando su RAM. No encuentro lógico que podamos cambiar fácilmente el HDD y no nos den la opción de aumentar la RAM, cosa que hubiera solucionado mucha parte de los problemas q se encuentran ahora los programadores de videojuegos.
    Por último, siento mi tocho, pero el articulo se lo merece.

  • Este es un tema peliagudo, ya que si bien los gráficos no son primordiales. El ser humano en su mayoria se guia por la primera impresión. Y un videojuego entra primeramente por la vista, esto es así. Luego ya está en manos de los usuarios el profundizar y dar una oportunidad a esos juegos «feos» graficamente pero con un interior espectacular.

    Yo soy de los que no me importan demasiado los gráficos, si un juego es bueno es bueno y ya está.

  • Me alegro de q os haya gustado el artículo, y estoy de acuerdo en parte con ambos, los gráficos no lo son todo, pero eso no quita q me guste mucho ver juegos potentes en ese apartado.

  • biohazardd

    Muy buen articulo, me ha parecido muy interesante.

    Nadie va a negar que le gustan los graficos buenos, pero a los que llevamos mucho tiempo en esto en la mayoria de ocasiones buscamos algo que nos divierta.

    Por ejemplo de esta generacion en cuanto sobremesa para mi hay una empresa que ha destacado por encima de las demas en cuanto al tipo de juegos que me gustan, Nippon Ichi y no es precisamente la mas puntera (aunque el Disgaea 4 es una maravilla con esos sprites tan definidos que tiene).

  • Yo admito q mi juego favorito de esta generación es uno de los considerados punteros (Heavy Rain), y admito q sus gráficos me sumergieron mucho mejor en su ambientación, pero creo q me habría gustado de todos modos, porq poco después jugué a Fahrenheit y me gustó tanto como HR a nivel juego, y la historia es tb muy buena, aunq la de Ethan Mars no creo q la olvide nunca y la de Lucas Kane se evaporará en gran medida con el paso del tiempo.

    PD: He puesto la imagen comparativa más típica de RDR entre PS360 y, donde algunos ven diferencias de espesura entre los matorrales, yo no veo más que el mismo atardecer impresionante a orillas del Rio Bravo.. menudo juego más alucinante, no dejéis de probarlo, por favor.

  • A mi me importa el nivel gráfico q la consola me haya vendido. Es decir, no compré la ps3 o la 360 para tener algo q pueda mover una wii, pero tampoco quiero que se esmeren en seguir superandose, como siempre digo, no necesito entrar a una casa random y ver exactamente todos los zurcidos de punto de cruz del tapete de la mesa de la casa.
    sin embargo, es cierto que seguir mejorando amplía hasta donde llega la industria, pues cada vez se generan más puestos de trabajo. En los 80, cuando Kojima y 3 o 4 personas más hacian el metal Gear en 3 meses, era inviable pensar que más de 500 personas tendrían que trabajar durante 1 año para lanzar un call of duty a la altura.

  • Jaume

    …no hay mayor verdad, la belleza está en el exterior…..
    ¿? o no era así¿?

  • Pingback: All your blog are belong to us (CXVI) - La Isla Buscada()

  • Pingback: All your blog are belong to us (CXVI) | Noticias del Cerebro Digital()

  • Gilberto

    TODAS PUTAS

    • jajajajajaja

    • Tako-Cato

      Comentarios elaborados y constructivos como este son los q nos hacen falta para mejorar…. XD

      Gracias por leernos 😉

      • ay, a mi si me hizo gracia. En el fondo todos somos unas putillas de algún aspecto en concreto 😀

      • Pero si Whore es puta xDDDD

  • Primero de todo, felicitar a TAKO-CATO por este articulo. Excepcional!!
    Y ahora daré mi humilde opinión. Una generación de consolas llega a su cúspide cuando no puede hacer frente con la tecnología que hay en esos momento. Por supuesto, está marcada por los gráficos y por los Super PCs actuales. Un caso evidente es el último Battlefield 3. En PC el nuevo motor gráfico de DIFE es absolutamente increíble en cuanto a gráficos y físicas. En PS3/360 el juego según comentan otros medios comunicativos del sector “parece otro juego”. Por supuesto será un juego exquisito e increíble, pero no es que lleve al limite la consola, sino que la supera y le puede. Por tanto, si en este caso hemos llegado al limite de esta generación y debemos mirar hacia adelante.
    Y por supuesto, a pesar q los gráficos me pueden también soy de los que opinan q no lo son todo. Prefiero un Crysis 2 menos “potente” gráficamente pero con una IA mas depurada, porque una descompensación puede echar por los suelos el trabajo de todo un equipo gráfico.
    Otro tema es q bajo mi punto de vista las compañías tendrían que haber sido mas inteligentes y haber copiado la idea de la N64 a la que se le podía potenciar cambiando su RAM. No encuentro lógico que podamos cambiar fácilmente el HDD y no nos den la opción de aumentar la RAM, cosa que hubiera solucionado mucha parte de los problemas q se encuentran ahora los programadores de videojuegos.
    Por último, siento mi tocho, pero el articulo se lo merece.

    +1