Noticias

Rankings Pulpofrito Vol. 7 – Survival Horror

Y después de unos meses en la que los Rankings de Pulpofrito pasaron a mejor vida, volvemos a la carga con su séptima entrega en la que algunos de los PulPillos del staff hablaremos de nuestros juegos de terror favoritos.

¿Os gustan los juegos de zombies en mansiones abandonadas? ¿Preferís recorrer un pueblo repleto de extrañas criaturas? ¿Os gusta viajar a una nave espacial infestada de extraños seres? ¿Te pone Alma? ¿Soís capaces de ver fantasmas a través de la lente de una cámara? ¿O acaso pasáis tanto miedo con este tipo de juegos que no os atrevéis a jugarlos?

Si alguna de esas respuesta es la correcta no dudéis en participar y decirnos cuales son los juegos que os han puesto los pelos como escarpias.

Antes de empezar con mis juegos del ranking, me gustaría aclarar que están clasificados así en función a lo bien que me lo he pasado con ellos, no necesariamente al miedo que me hayan podido transmitir.

1. Dead Space

Lugar que hasta hace unas semanas pensaba que ocuparía su segunda parte….lo cierto es que dificil será que llegue un juego que me haga tener tantas ganas de jugar y a la vez tantas ganas de quitarlo por lo nervioso que me pone.
Dead Space es para mi la ópera prima de los Survival Horrors, quizá al especial cariño que le tengo a la tetralogía de Alien, así como para los amantes de los zombies, seguro lo podría ocupar un Resident Evil.
Una colonia en el espacio, no sabemos que nos vamos a encontrar…empiezan a aparecer seres extraños y sanguinarios, mutaciones de personas que otrora incluso pudieron ser conocidos nuestros. En la premisa de jugar con mucha oscuridad, una estupenda y claustrofóbica ambientación, Dead Space consiguió lo que otros no pudieron hacer: Ser el primer Survival horror de esta generación. Silent Hill V no fue precisamente lo que la gente esperaba y Resident Evil 5, pese a gustarme mucho, el único miedo que daba era pensar que no ibas a encontrar batidos de proteínas para mantener los bíceps de Chris.
Volviendo a Dead Space, como ya decía, una ambientación, historia, puesta en escena, efectos sonoros y gráficos impecables hicieron que los chicos de Visceral se convirtieran, sin comerlo ni beberlo, en un estudio de culto. Un juegazo con el que todavía sigo dejando el crocanti en los gayumbos de vez en cuando.

2. Clock Tower 3

Para ser sinceros, ya conocía por encima la saga de Clocktower en mi adolescente etapa de la Snes.
Sin embargo, cuando puse el título de Ps2 en mi consola y vi al primer loco (el tipo con el martillo) estampar la cabeza de una cría contra la pared, ya puse el primer crocanti en los gayumbos.
Y es que Clock Tower realmente le da sentido al termino Survival horror. Estas perdido en una mansion….ok, pero alguien ha estado en una en la que al pegar a los jarrones salgan escondidos cargadores de balas?
En Clock tower tendremos que escondernos e intentar usar el entorno para evitar a nuestros varios perseguidores. Cuando los tengamos cerca, nuestra joven protagonista entrará poco a poco en un estado de pánico que nos indicará que o nos espabilamos o estamos a punto de diñarla.
Lástima que a la hora de los combates finales con los bosses ya se les fue un poco la flapa y convirtieron a nuestra pequeña víctima en una Sailor Moon exorcizadora cualquiera…

3. Resident Evil 2

Miedo lo que se dice miedo, la verdad es que poco pasé con Resident Evil 2 (ni con ninguno, vaya), pero es que vaya juegazo que se sacó Capcom de la chistera.
Resident evil ya moló en su día, pero este 2ndo capítulo era el broche de oro.
Por su culpa nació una serie de Leon-adictos que soñaban con su corte de pelo, su chaqueta azul y su coolerío y saber estar.
Me sorprendió también el hecho de que el juego viniera en 2 cd’s y que cada uno fuera «el juego» de uno de sus personajes (Leon y Claire).
Los interiores de la mansión fueron sustituidos esta vez por la comisaría de Racoon City y los alrededores de la misma.
Quizá os resulte de profano el que en esta lista no haya incluido los Project Zero o los Silent Hill, pero para mi estos fueron sin duda los survivals que más me llegaron por uno u otro motivos.

Este es posiblemente uno de los géneros que menos me gusta del mundo… lo reconozco, soy un cagón y no soporto estar rodeado de seres montruosos con sed de sangre, y menos si soy el único plato del menú.

Pero dejando a un lado esa aversión galopante que siento por el género del terror en cualquiera de sus formatos, debo reconocer que en el mundo de los videojuegos hay algunos miembros dignos de mención, e incluso merecedores de los más altos reconocimientos, de hecho voy a hablar de dos sagas que han trascendido a su formato original para convertirse en productos universales y multidisciplinarios, teniendo versiones cinematográficas e incluso literarias.

1. Resident Evil 4

Mi lista empieza por el juego favorito de mi hermano, su juego favorito de cualquier plataforma y estilo, y al que no se cansa de jugar por muchas veces que se lo haya pasado no es otro que Residen Evil 4, el precursor del cambio en la mecánica de esta saga, eliminando los pesados cofres y acercando los controles a un estilo mucho más dinámico y vistoso con la cámara sobre el hombro en lugar la cámara fija a la que estábamos acostumbrados. Esta entrega se desarrollaba en un pueblo de la España profunda, y me hizo mucha gracia ver el concepto que tenía la gente de Capcom sobre nosotros… si hasta seguían usando las pesetas, jajajaja.

El juego fue protagonizado por Leon Scott Kennedy, el personaje más interesante de la saga, y asume el papel protagonista sin problema alguno, consiguiendo meternos de lleno en el papel, pero es que este juego no peca de nada; gráficos, música, efectos, jugabilidad, enemigos, momentos épicos, todo lo que se diga es poco comparado con lo que podemos experimentar al jugarlo, una experiencia inmersiva como pocas en la anterior generación en la que nos vemos obligados a llevar el arma desenfundada en todo momento porque el ritmo de juego es genial.

2. Resident Evil 2

En segundo lugar tengo que mencionar al perfecto survival horror; Resident Evil 2, este es para mí el mejor juego de la saga, aunque ha ganado la opinión de mi hermano para hacer el ranking. Este juego cogió los fundamentos de su predecesor y los llevó al máximo nivel imaginable, dos historias paralelas en la maltrecha Raccoon City con dos personajes a cual más impresionante: por un lado Leon y por otro Claire, posiblemente los dos personajes que más me gustan de la saga. La jugabilidad era prácticamente la misma que en la primera entrega, pero la ambientación y la trama eran infinitamente superiores.

Sin entrar en muchos detalles, diré que este juego me trae recuerdos muy buenos y me marcó con una de las secuencias más angustiosas e inolvidables que recuerde, no en vano Némesis ha sido para mí el mejor enemigo jamás creado para un survival horror, amenazante, con una historia interesante y casi indestructible. Es él quien protagoniza esa escena: la secuencia en sí es esa en la que nos encontramos en unas instalaciones cerradas con un montón de cámaras de seguridad vigilando cada rincón y con una única salida, precisamente en el momento en que vemos cómo Némesis llega tranquilamente a tapar esa única oportunidad de sobrevivir… El final de este juego es épico.

3. Silent Hill

Y en tercer lugar debo nombrar a otra obra maestra, que curiosamente compartió plataforma con el anterior y que ayudó a convertir la PSX en mi consola favorita de todos los tiempos; Silent Hill. De este juego recuerdo pocas cosas por el tiempo que ha pasado desde que lo jugara, pero lo que nunca olvidaré es la puesta en escena: un pueblo abandonado que parece inofensivo a la luz del día, pero que esconde una cara oculta mucho más cruel y terrible de lo que nunca podríamos imaginar.

Esas enfermeras, esos seres deformes y esa ¿radio?… sí, una radio con la que podíamos identificar a los monstruos si estábamos cerca de ellos, ya que emitía unos sonidos peculiares. El equipo de desarrollo de Silent Hill hizo muy buen uso de la oscuridad para crear una ambientación tan agobiante como sublime de la que no queríamos escapar por aterradora que fuera, ese es el verdadero mérito de este juego.

Si hay un género que me ha gustado desde siempre, ese es el de Survival Horror, al igual que las películas de terror. Algo que me transmita una sensación es digno de ser mi favorito, y el género del terror es lo que más sensaciones me transmiten, de noche, luces apagadas, mi madre abriendo la puerta… eso es pasar miedo. Hay juegos que me lo han transmitido muy bien, como es el caso de Silent Hill, la saga Project Zero o el primer Dead Space, y aunque Resident Evil no me haya transmitido esas sensaciones se convirtió en mi saga favorita.

1. Resident Evil 2

Me encantó la primera entrega de la saga y esperaba con mucha ansia la salida del 2. Revistas anunciando que la aventura ocurriría en una gran ciudad llamada Raccoon City con enormes edificios, una inmensa comisaría para visitar y dos personajes seleccionables, cada uno con su historia. Ellos eran Leon S.Kennedy, un policía novato en su primer día de trabajo en la ciudad y Elza Walker, una joven universitaria a la que le encantaban las motos e iba con un mono de motorista rojo…

Pero llegó el día en el que salió el juego y que empece a jugarlo. Era una atuténtica pasada y lo jugué un total de 40 veces, contando con las historias entremezcladas de Leon y Claire. Pues sí, Elza había sido cambiada por una chica llamada Claire Redfield la cual era la hermana del protagonista de la primera entrega y que iba a la ciudad en busca de su hermano. Racoon City también había sufrido cambios referentes a lo que había visto en las revistas, ya no era una gran ciudad repleta de rascacielos, era una pequeña ciudad con casas bajas.

El poder empezar la historia con uno de los dos protagonistas y al acabarla poder empezar con la historia del otro hacía que en total pudiésemos disfrutar de un total de cuatro historias con ligeros cambios entre ellas.

2. Silent Hill

Era la época en la que Konami iba a lanzar dos de sus juegos que se convertirían en clásicos con el paso del tiempo. Uno de ellos era Metal Gear Solid, y el otro la primera entrega de esta saga de terror.

He de confesar que espera más la salida de Silent Hill que la de la aventura de Snake, la cual estaba creada por un genio como Hideo Kojima. Y la verdad es que Silent Hill no me decepcionó y se convirtió en uno de mis juegos de terror favoritos sin ser superado por algunos juegos de terror de generaciones posteriores.

Estar perdido en un pueblo en el que no veías más allá de tus narices y con la aparición de diferentes seres, acojonaba. Y aún más cuando sonaba la sirena y Silent Hill mutaba en un pueblo de metales retorcidos y oxidados. Inolvidable el hospital y el colegio. Y todo esto acompañado por las excelentes melodías de Akira Yamaoka.

3. Project Zero 2

Después de una primera parte que me dejó muy buen sabor de boca, la segunda parte me gustó aún más. Con dos hermanas gemelas perdidas en una aldea abandonada y rodeadas de fantasmas a los cuales podían darles caza a través de la lente de una antigua cámara.

Las dos hermanas tendrán que averiguar lo que sucede en la aldea y descubrirán que están relacionadas con lo que ocurrió en el pasado.

Las dos primeras entregas son las mejores de esta saga de TECMO. Un juego no apto para cardíacos.

Por aquí para ver el especial sobre esta saga que le dediqué: Project Zero Saga

Sobre el autor

pulpofriwrdp1a

  • Yo, por mis partes (jur), si meto todos los ingredientes y los mezclo, mi ránking saldría tal que así:
    1º. Dead Space 1 y Project Zero 1 (no sabría cuál elegir)
    2º. Resident Evil 1 Remake. La hija de mil p*tas de Lisa Trevor me amargó la vida, pero bien.
    3º. Resident Evil 2. Masterpiece. Recuerdo cuando lo rejugué en PC con un trainer para ser dios, qué risa.