Análisis

[Análisis] Mafia 3, ¿plata o plomo?

Llega la tercera entrega de Mafia 3, uno de los denominados triple A de este año de la mano de Hangar 13, siendo esta su ópera prima y distribuido por 2K Games. Nuestro protagonista deja de lado la imagen del típico mafioso con traje y sombrero, y nos presenta un joven soldado negro que tomará las riendas del juego.

mafiaiii

Comenzamos la aventura

Nos encontramos en los Estados Unidos, concretamente en una ficticia Nuena Orleans (New Bordeaux) en el año 1968. Nuestro protagonista Lincoln Clay, un huérfano rescatado de las calles y que acaba de regresar de la guerra de Vietnam, quiere retomar su vida allá donde la dejó antes de convertirse en soldado. La mafia italiana le da la oportunidad de pegar un gran golpe y poder desvincular a su familia adoptiva, de toda esa telaraña mafiosa en la que llevan involucrados, y que los está llevando a la ruina. El joven acaba siendo traicionado y salva de milagro su vida, quedando marcado por la bala que reservaron para su cabeza. El grupo mafioso encabezado por Sal Marcano lo da por muerto y no cuentan con la recuperación milagrosa del joven de raza negra.

mafia-3-gamescom-2016-trailer

La ayuda del cura padre James en su recuperación, le da esa segunda oportunidad para poder realizar su venganza. Confía en que Lincoln acabe con la red mafiosa que extorsiona en la zona, trafican con todo lo que cae en sus manos y empobrecen aún más si cabe la comunidad.

No será fácil el camino hasta la cumbre de la mafia y llegar al Don Sal Marcano. Para desenredar todo el negocio, Lincoln deberá destruir la red desde abajo, haciéndose poco a poco con todos los negocios que la mafia italiana maneja en New Bordeaux, hasta encontrarse con él cara a cara.

Para ello deberá reclutar a 3 capos que gestionen las zonas conquistadas por Lincoln. Deberemos arrebatar los negocios mafiosos de nuestros oponentes, y entregarlos de manera equitativa al grupo. La buena gestión y reparto de la ciudad, beneficiará a la lealtad de nuestros capos.

Jugabilidad

Basicamente nos encontramos delante de un sandbox tradicional, al más puro estilo impuesto por los últimos GTA salvando las distancias.

Deberemos movernos por las diferentes zonas que tiene el juego con la ayuda del mapa. El  “GPS” integrado en él, facilitará las rutas de las misiones que se van desbloqueando durante el camino.

Contaremos con la trama principal y sus misiones obligatorias con el fin de acabar con la mafia italiana, todo ayudado por Cassandra, Vito y Burke, los cuales esperan poder llevarse el mayor trozo de pastel y que les otorguemos una mayor parte de zonas para su control y beneficio. Ellos a parte, nos propondran una serie de misiones secundarias para ganar un dinero extra.

maxresdefault33

En el combate nos encontramos ante un control sencillo, donde acabar con los enemigos llega a ser fácil y divertido, aunque la IA no esté lo pulida que se podría esperar. Podremos equipar dos armas a la vez, una pequeña y otra de calibre mayor. La dificultad la impondrá el nivel de ayuda en el apuntado automático, o simplemente usaremos un sistema manual. Los enemigos dejarán armas y munición, algo que se agradece en misiones con mucho uso de armamento y que en el cuerpo a cuerpo hace sumamente difícil el acabar con varios enemigos a la vez.

El realizar cualquier tipo de crimen, puede ser denunciado por testigos presenciales.  El testigo quedará marcado para que podamos detenerlo y que no de el chivatazo a las autoridades en el teléfono más cercano. En zonas con densidad de población, veremos caer los chivatos a medida que acabamos con ellos de uno en uno, algo bastante surrealista y que la IA activa “por defecto”. En ocasiones se activaran los chivatos de manera injusta o sin motivo aparente, ya que sin realizar ningún crimen se llama a la policía e interrumpen tu ruta, teniendo que escapar de la zona lo más rápidamente posible.

Si estás acostumbrado a arrasar la ciudad en los demás sandbox, aqui ya puedes olvidarte. Los daños en accidentes pueden ser graves y estrellarse contra farolas y demás elementos acortarán tu vida, ya que la gran mayoría no pueden ser destruidos. El juego exige que tengas una conducción apropiada a la vía y que continúes la ruta tal y como se indica, ya que cualquier crimen podrá ser denunciado. Tendrás unas señales azules que te indicarán que la policía sigue tus pasos esperando la menor infracción para detenerte.

Mapeado de juego

La zona de juego es amplia, aunque no está exprimida al nivel que se esperaría. Se acaba dividiendo en islas de buen tamaño, donde encontraremos autopistas y vías donde estrujar el potencial del vehículo que llevemos. La zona sur, está repleta de islotes unidos por puentes, que nos hará acabar en el agua al mínimo despiste.

La zona acuática está algo desaprovechada, y se incluyen pocas misiones con lancha. Simplemente podremos pasear por los pequeños “lagos” que ofrece el mapeado y poco más.

Durante las múltiples misiones del juego, acabaremos pasando decenas de veces por los mismos sitios, y a parte de alguna grúa o edificio puntual, la gran mayoría del mapa no deja de ser una ciudad de edificios bajos y carreteras cuadriculadas o zona campestre. La recreación de la ciudad, representa el vivo reflejo de la Nueva Orleans de finales de los 60, cuidando el detalle pero perdiendo interacción con el interior de edificios como era habitual en la anterior entrega.

new_bordeaux_map

El terreno no ofrece muchos desniveles, en los cuales realizar las típicas acrobacias para destrozarnos el cuerpo con saltos imposibles. Si no sigues la vía tienes muchas posibilidades de caer por algún desnivel o al agua, aunque tenemos la posibilidad de llegar nadando hasta la orilla más cercana.

Durante nuestro recorrido y de forma secundaria, podremos recoger varios coleccionables. Tendremos revistas Playboy con sus sugerentes portadas de la época, cuadros de Vargas, portadas de álbumes, revistas Hot Rod y Repent, propaganda comunista y las cajas de dsitribución. Estas últimas serán de gran utilidad para “sentir” la presencia de los enemigos cercanos y ayudarnos en las primeras misiones, sobretodo a saber su ubicación y movimiento exacto en tiempo real. Para desbloquear cada una de las cajas que encontraremos en las diferentes zonas de juego, deberemos utilizar unas placas para poder piratearlas y usar sus bondades.

El dinero que vayamos ganando podrá ser usado para pedir ayuda, comprar munición, mejorar armas, etc… solicitandolo en la calle. No hay el tipo de interacción en tiendas como en GTA con peluquería, ropa, bares y otros comercios donde derrochar nuestras ganancias como buen mafioso.

Con coche mejor que caminando

En los automóviles encontraremos la recreación fiel de vehículos de la época en la que se centra la historia. La gran mayoría son coches muy básicos y lentos, con un manejo duro que no te dejará hacer piruetas como en otros títulos. El control no será sencillo y tendremos un complicado derrape al ir a velocidades elevadas y frenar bruscamente, con el riesgo que supone tener un accidente y que nuestro nivel de energía mengüe.

Al avanzar el juego, nuestros subordinados nos obsequiarán desbloqueando 6 coches con características especiales. Además dispondremos de un servicio de entrega “in situ” de cualquiera de ellos, lo que facilitará la movilidad y evitará que seamos pillados robando alguno en la zona.

El De´leo traviata es especialmente rápido, alcanzando velocidades de 150 millas por hora (+240 km/h), algo espectacular para la época. El único problema es el sonido del motor, ya que los chicos de Hangar 13 parece que han capturado sonidos de la clinica dental de la esquina. El ruido que produce es bastante molesto y se mete el chirrido constante durante el viaje y es preferible ir más lento que recordar traumas de dentista durante el recorrido. En el video tenéis una muestra de lo que os comento.

Tendremos ocasión de llevar algún trailer o camión en misiones secundarias, así como pequeños barcos que son de poca utilidad durante el juego. Las motos y cualquier tipo de vehículo de dos ruedas no tienen cabida en esta ocasión durante la aventura, algo negativo ya que sumaban espectacularidad en los recorridos.

Gráficos

La recreación de la ciudad en general y el detalle de algunos escenarios es espectacular. El juego de luces, reflejos y sombras han evolucionado de manera grata a la anterior entrega. Por contra, esta espectacularidad trae mucho errores gráficos con la proyección de la luz, el deslumbramiento en la conducción es demasiado exagerado con el sol de cara, y no se acabó de pulir para conseguir un resultado sublime. Pierde el nivel de detalle que la saga arrastraba de sus inicios, ni pisadas de sangre, casquillos de bala, deformación de vehículos y otros tantos detalles que daban un toque extra de calidad y cuidado.

Los personajes durante el juego y sobretodo los principales, recuerdan el sistema revolucionario que quiso implantar L.A.Noire, con un alto detalle en los gestos y un realismo pocas veces visto en un videojuego. El resultado es excelente y a corta distancia sorprende el nivel de detalle de los personajes. Los enemigos son muy repetitivos, contando que hay muchas misiones durante el juego, y que los capos enemigos se parecen una barbaridad unos con otros.

Los sandbox suelen arrastrar por todo el escenario innumerables glitches, y MafiaIII no se queda atrás. No son muchos, pero al ser tan plano y no permitir muchas locuras por el escenario se reduce el alto riesgo de errores, que aún así tiene.

Mafia III_20161020202921

Música y doblaje

El repertorio de títulos que podemos escuchar durante nuestros viajes en coche, en las diferentes emisoras de radio abarca grandes títulos famosos de la época. Temas de Elvis, Ramones o James Brown entre muchos otros amenizaran los recorridos. Estos temas se intercalarán con boletines informativos con noticias de la guerra y otros asuntos que se presentaban aquel año.

El doblaje está en perfecto castellano igual que los subtítulos, algo muy de agradecer y que no es tan habitual como debería en esta clase de títulos. Las voces en general son correctas y cumplen con su cometido.

Misiones

En general y a medida que avanzamos, tendremos en la historia principal varios frentes abiertos. Es de nuestra elección ir acabando misiones para que se abran las siguientes. En la trama principal serán obligatorias para ir acabando con los capos enemigos y ascender hasta llegar a Sal Marcano.

Recorreremos la ciudad intentando apropiarnos de los diferentes negocios que maneja la mafia italiana en los diferentes distritos de la ciudad. La tarea es sencilla, llegamos al punto marcado y acabamos con los enemigos y el marcado como jefe de la zona. Normalmente hay que eliminarlo, aunque podemos hacerlo aliado nuestro para que trabaje con nosotros o liquidarlo definitivamente. Otras veces y sobretodo si los pillamos intentando huir al volante, tomaremos las riendas de su vehículo y a base de volantazos harremos que cante toda la información que necesitemos.

A partir de aqui viene el problema, casi todas las misiones y són muchas, suelen tener el mismo patrón y acaban haciéndose monótonas. Liquidar en un pequeño escenario a varios enemigos y acabar con el jefe y poco más. Elegiremos utilizar el sigilo mientras no seas descubierto o coger la ametralladora y a lo Rambo acabar con el personal, siempre que los transeúntes no nos pillen haciendo de las nuestras y llamen a la policia. En tal caso olvídate de la misión y huye antes que te arresten.

Conclusión

Llegó a mis manos un título que esperaba con ganas, y más siendo amante de la temática que abarca la mafia a mediados de siglo. El buen sabor de boca que me dejó la segunda parte y lo que habíamos podido ver en imágenes que traería esta tercera, hacía vaticinar lo mejor.

Las 2 primeras horas de juego son espectaculares, la historia, misiones, ambientación, variedad de situaciones, te da la sensación de estar viviendo una película. Lástima que a medida que vamos avanzando, la falta de ideas y la repetición hasta la saciedad de situaciones, hace que la monotonía llegue al juego. Si bien tiene algunas escenas espectaculares, no dejan de ser destellos cada ciertas horas y eso no es bueno para un juego tan recadero como este.

El juego es divertido, tiene facilidad en el manejo y es disfrutable siempre que sepamos que estamos comprando. No es un GTA al uso, aunque ofrece la acción y te engancha a la trama suficiente como para pasar mucha horas de juego entretenidos.

Lo mejor

  • Gráficamente tiene escenas espectaculares
  • Fácil y divertido de manejar
  • La música que nos acompaña, es una gran selección de los títulos de la época
  • Tiene varios finales, dependiendo lo que hagamos durante el juego

Lo peor

  • Misiones repetitivas
  • No hay mucha interacción con el escenario, ni con interiores de viviendas
  • Falta pulir detalles gráficos
  • Falta variedad en los escenarios y rutas por las que nos movemos

Sobre el autor

Tako-Turbo

Aficionado al mundo de los videojuegos desde los 90. Gran apasionado de la época de los 16 bits, Megadrive y Super Famicom me hicieron lo que soy ahora. Compañías como SNK, Sega, Nintendo, Konami y Capcom, desataron en mi la enfermedad. No dejo de lado la actualidad y disfruto de todo lo que puedo de las nuevas generaciones. Mi saga fetiche es Resident evil