Análisis Noticias

[Análisis] Dark Souls III Ashes of Ariandel

Sabe dios que, pese a ser un gran juego, Dark Souls II sufría del problema de dejar que Hidetaka Miyazaki no trabajase como director, ya que cedió ese puesto a Tomohiro Shibuya y Yui Tanimura, imaginamos que por que estaba demasiado ocupado con su proyecto secreto con Sony: Bloodborne.

Quizá por ello, un tiempo después llegaron los 3 DLC que tanto nos sorprendieron y que sin duda destilaban ese toque de genialidad al que desde hace unos años nos tiene acostumbrados el ya mandamás de From Software.

Ahora, con Dark Souls 3 en la calle y habiéndole dedicado más de 90 horas, nos encontramos con el primer DLC que recibe esta entrega…y llega siendo tan genial como todo a lo que nos tiene ya malacostumbrados nuestro amigo Hide.

dark-souls-3-ashes-ariandel-analisis-01
Supongo que para darle un mayor peso entre el fandom de la saga tenían muy clara la localización a la que querían llevarnos con este DLC : El mundo pintado de Ariandel. Ese estupendo cuadro que ya en su día conocimos en Dark Souls en nuestro paso por el tedioso, frustrante y curtidor Anor Londo.

Pese a que pudimos tener algo similar/cercano al escenario invernal en Irithyll del Valle Boreal, no es hasta la llegada de este DLC que se nos permite explorar zonas nevadas…y eso es básicamente lo que nos vamos a encontrar.

A través de la catedral de las profundidades y gracias a un nuevo NPC que veremos allí,  podremos acceder al nuevo contenido…aunque como pasa siempre, no será recomendable hacerlo ya desde ese punto, ya que la dificultad nuevamente quiere suponer un reto para los jugadores.

Lo primero que saltará a la vista es la cantidad de enemigos nuevos y distintos que encontraremos en este DLC, destacando sobretodo esos imponentes Vikingos acompañados de sus lobitos.

dark-souls-3-ashes-ariandel-analisis-02
Quizá uno de los puntos más flojos de este DLC sea su duración, ya que han querido dar una zona de PVP para potenciar ese aspecto, pero en lo que es contenido para un jugador tener solo 2 jefes finales nuevos (y un combate con un personaje humano) se nos antojan poca cosa, aunque en su defensa hay que decir que son 2 combates espectaculares y con las mejores cotas de calidad (y de querer suicidarnos) a las que la compañía nipona nos tiene acostumbrados.

Encontraremos también algunos NPC nuevos (cuatro o cinco) que nos servirán para ir situándonos mejor en la historia que se desarrolla en Ariandel, aunque siguiendo la tónica general de la franquícia, el trasfondo se verá en parte en los objetos y las pequeñas pinceladas que nos vayan dejando estos personajes, dejando mucho hueco a las suposiciones, cábalas e investigaciones de toda la saga para poder hacernos una idea más clara de ello.

Varios sets nuevos de armaduras y un buen montón de armas nuevas que, hay que decir que a un servidor no le han servido de mucho, cierran junto a nuevos hechizos el plantel de novedades que nos da este DLC.

dark-souls-3-ashes-ariandel-analisis-03
La verdad es que después de lo impresionante que fue el DLC de Bloodborne o lo endiabladamente difíciles que fueron los 3 DLC de Dark Souls 2, este se nos antoja algo más flojo…pero siempre bajo el baremo de lo que suponen las “experiencias Souls”, así que para resumirlo de forma muy breve…..es muy recomendable hacerse con él, jugarlo, sufrirlo y desgranarlo hasta el máximo posible.

 

Sobre el autor

tako-kun

Fundador de este cacharro.
Jugón desde bien pequeñito con mi flamante MSX2 ya apuntaba maneras.
Amante del rol japonés, los juegos de acción (que no los de tiritos), adorador del retro y de lo actual por igual. Antagonista de esas aberraciones de 4 palitos que, en general, dicen ser juegazos indies.